Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carlo Ancelotti no arriesga con Ángel Di María ante el Espanyol

AS AS 14/05/2014 J. L. Guerrero

La plantilla del Real Madrid regresó ayer al trabajo en Valdebebas. Ancelotti, que después de la derrota en Vigo recortó un día de vacaciones a sus jugadores, ve ahora como un estorbo el partido de este sábado ante el Espanyol (16:00 horas).

Ayer se incorporaron a una parte del entrenamiento de grupo Di María (con un edema en el pectíneo), Carvajal (molestias musculares) y Varane (inflamación de la rodilla derecha), pero el míster no arriesgará con el argentino. Podría, en cambio, dar minutos de inicio a Carvajal y Varane porque suman dos partidos consecutivos sin jugar. Bale, al que reservó en Vigo por una misteriosa dolencia, se ejercitó ayer con el grupo, aunque podría disfrutar de otro descanso como los lesionados Pepe (rotura fibrilar de grado I en el gemelo) y Benzema (inflamación alrededor del menisco izquierdo).

Ancelotti creía que no podía preparar la final de Lisboa sin estrés competitivo. De ahí, por ejemplo, la decisión de que Casillas juegue en Liga. Pero detecta desconexión mental en su plantilla. Sólo tienen ojos para la Champions desde el incendio de Múnich. El italiano se encuentra decepcionado, pero mantiene su filosofía: evitar conflictos.

Carvajal, Varane y Di María completaron ayer el calentamiento con el grupo, pero trabajaron de forma individual. © Realmadrid.com Carvajal, Varane y Di María completaron ayer el calentamiento con el grupo, pero trabajaron de forma individual.

Pese al enfado de futbolistas como Xabi (“Estoy molesto con el equipo”), el técnico se agarra al discurso de Ramos en Vigo: “Queda la Champions y no hay que lamentarse”. A lo largo de la temporada, Ancelotti no ha dosificado esfuerzos entre los jugadores que no se lo pedían. A Xabi, por ejemplo, le tuvo 87 minutos sobre el césped ganando 0-4 a la Real cuando tres días después afrontaban la vuelta de cuartos ante el Borussia. Y a Ramos, con 0-3 en el Allianz desde el minuto 33, le mantuvo en el partido hasta el minuto 74 con riesgo de ver una amarilla que le apartase de Lisboa.

Pero actualmente pocos futbolistas quieren arriesgar el sábado. Carletto, siempre solícito con los deseos de sus jugadores (Di María dijo que prefería no jugar ante el Málaga por no ver tarjeta para asegurarse el Madrid-Barça y fue suplente en ese partido), no romperá con su rutina dentro del vestuario...

Cristiano se entrenó ayer en el gimnasio, pero jugará el sábado

Ancelotti sabe que dentro de la plantilla cuenta con un futbolista con una especial motivación de cara al partido contra el Espanyol: Cristiano Ronaldo. El crack portugués se retiró del Valladolid-Real Madrid (7 de mayo) por una fatiga muscular y ayer se entrenó en el gimnasio junto a Diego López y los otros lesionados, Pepe y Benzema. No obstante, pese a que no se entrenase con el resto de sus compañeros, Cristiano se juega el sábado la Bota de Oro. Necesita un gol para superar a Luis Suárez, igualado a 31 dianas. Messi, la otra amenaza, cuenta este fin de semana con la posibilidad de igualarle, pero precisaría al menos de un hat-trick en el decisivo duelo por la Liga entre el Barcelona y el Atlético. Cristiano tiene en su mente el partido del Espanyol y, por supuesto, la final de Lisboa en el Estadio Da Luz. El siete del Madrid dosificará sus esfuerzos durante esta semana y mañana o el viernes se sumará al trabajo de grupo. Ancelotti conoce su motivación y le tiene reservado un hueco en el once...

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon