Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carlos Sainz borra a Kvyat del mapa

Marca Marca 11/07/2016 Marco Canseco
Sainz saliendo de boxes tras se segunda y última parada en Silverstone © RV RACING PRESS Sainz saliendo de boxes tras se segunda y última parada en Silverstone

Desde que le buscaran nuevo compañero para el Gran Premio de España, Carlos Sainz ha conseguido puntuar en cinco de las seis carreras que ha disputado frente a Daniil Kvyat. Parece como si al español hubiera que exigirle un podio, cuando lo que de verdad ofrece la medida de su pilotaje es la comparativa con el vecino, con el que pilota la misma máquina.

Y Kvyat no es manco precisamente. En 2015 superó (por 95 a 92) a Daniel Ricciardo en Red Bull y este año, hasta que lo bajaron del RB12, atesoraba un podio, por ninguno del australiano.

Con los cuatro puntos del octavo de ayer, Sainz supera ya a Daniil por tres puntos, cuando el ruso se trajo nada menos que 21 de su antiguo monoplaza. Le ha ganado en todas las carreras (salvo el doble abandono en Bakú) y en calificación, domina el español por un contundente 5-1.

Es quizá por eso por lo que el trompo que le privó ayer de batir a Nico Hulkenberg y la séptima plaza, no le causó demasiada decepción. "He batido a los dos Ferrari, a los dos Williams y a los dos McLaren. La carrera ha sido buena y estoy contento", anotaba en el balance positivo.

"En condiciones cambiantes hemos ido rápido, hemos pasado a Kimi, pero iba un poco rápido y tuve el error en la curva 1. He perdido posiciones y a partir de ahí los neumáticos no me permitieron más, así que ahí nos hemos quedado octavos", relató Sainz.

Un agujero en la curva 1

Ese problema en la curva 1, en la que el madrileño se salió de pista, se debió a una zona mojada que Sainz describió como "un agujero. A la que te descuidabas, el viento te metía y eras hombre muerto, perdías el coche. Eso es lo que me ha pasado a mí una vez, pero he visto que le ha pasado a otra gente también", reseñaba.

Respecto al safety car con el que se inició la carrera, opinaba que "quizá fue demasiado largo. Era necesaria la salida del coche de seguridad porque no se veía nada, pero hubiera bastado con un par de vueltas", valoró el de Toro Rosso.

MÁS EN MSN

-El día que Hamilton perdió la cabeza en Bakú

-Nadie está interesado en los motores Honda

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon