Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carolina Marín: "Nadal es mi ídolo y mi ejemplo a seguir"

AS AS 28/04/2014 Enrique Ojeda
Photo © Proporcionado por AS Photo

Lleva siete años en el CAR de Madrid, pero Carolina Marín, onubense de 21 años, flamante campeona de Europa bádminton, la primera española en conseguirlo, no ha perdido para nada su acento de su Huelva natal, donde empezó a practicar este deporte y donde vivió hasta que Fernando Rivas fue a verla jugar en un campeonato sub-15 y se la trajo a Madrid: “Es que yo soy jugadora por casualidad; no tengo la mínima tradición deportiva en mi familia. Lo quehacía desde los tres años era bailar, y bailar flamenco. Y lo hice hasta los doce años, pero en el momento de decidir, lo hice por este deporte en el que vi algo especial”.

Ahora, con su título europeo colgado al cuello, Carolina señala a una amiga “la mejor amiga de siempre", como la culpable de que hoy sea campeona de Europa: “Ella fue la que vio el bádminton, la que se apuntó en el polideportivo, a cinco minutos de casa andando, y como yo la acampañaba, pues me apunté también”. No sabía, ni intuía, ni soñaba, que su vida deportiva la llevase a la cima con tanta velocidad.

El domingo ganó la final del campeonato de Europa en Kazan. En realidad, Carolina era la favorita porque partía como la primera cabeza de serie. En este momento es la única europea entre las diez mejores del ránking mundial, por detrás de nueve asiática. “Es complicado ganarlas, porque son muy buenas, pero no son invencibles. Como dice mi entrenador, ellas son como las serpientes, que en el momento que te ven débil te muerden, y ya no te sueltan hasta que no te han ganado. Y así hay que ser frente a ellas, que te estudian para saber cómo ganarte”, apunta la onubense, que recuerda el partido de la final y que la subió a lo más alto del podio: “El encuentro estaba bien estudiado por el cuerpo técnico, por lo que entré relajada y cómoda, con un primer set muy bueno (21-14), pero en el segundo hubo momentos en los que me bloqueé, vinieron los nervios, y en que no sabía cómo jugar (9-21). Menos mal que reaccioné y en el tercer parcial volví a hacer lo que tenía, soltarme y a disfrutar (21-18)”. Así describe el triunfo ante la a la danesa Anna Thea Madsen, que para Carolina significaba una especie de revancha porque en el anterior europeo cayó en cuartos contra otra danesa, luego campeona de Europa y ahora retirada.

Dice Carolina que su espejo deportivo es “Rafa Nadal”, porque se ve reflejada en su estilo de juego: “Nadal lucha por todas las bolas como yo lo hago por todos los volantes. Nunca se da por perdido y juega hasta la extenuación”.

Desde el Consejo Superior ya se coloca a Carolina como una futurible a destacar en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, pero la andaluza prefiere ir más despacio: “De momento en agosto tengo los Mundiales en Copenhague,y en junio tres torneos de la Super Serie mundiales", en la que tiene que medirse a las asiáticas, que son las dominadoras hegemónicas, pero, Cabello, presidente de la Federación Española, señala que “ya ha estado en tres ocasiones en cuartos de final, lo que supone estar entre las ocho mejores. Es una supreclase, una jugadora joven de enorme talento”. Así es que esta joven, que pretende estudiar fisioterapia, no es que haya ganado por casualidad, y antes ya había sido campeona europea en sub-17 y en sub-19.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon