Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carrasco es la alegría del Atlético

SPORTYOU SPORTYOU 28/09/2016 sportyou
Carrasco es la alegría del Atlético © Getty Images Carrasco es la alegría del Atlético

"Dale alegría a mi corazón", rezaba una pancarta en el Vicente Calderón. El fútbol, caprichoso como siempre, decidió que en un duelo tan importante como éste la alegría al Atlético de Madrid se la diera un jugador que no había empezado la temporada como acabó la pasada.

El partido empezó sin dueño, con demasiado respeto entre ambos, hasta que Fernando Torres metió miedo en el minuto 12 al robarle la cartera a Javi Martínez, se metió dentro del área pero su amago se le fue largo y el remate nunca llegó a realizarse. Acto seguido, Thiago se sacó la varita con un magistral globo a modo de asistencia para Thomas Müller. Oblak se marcó un paradón y dijo "ni una más" -en la primera parte-.

El Atlético se quitó el dominio momentáneo del Bayern y seis minutos después avisó por medio de Carrasco, con un potente disparo tras un jugadón recordando que sin Ángel Correa en el campo, el belga es el único regateador del equipo. El Bayern, con la lección aprendida de la temporada pasada, trató de cortar las vías a Saúl Ñíguez. No así a Carrasco, que en el 36' abrió la lata con un zurdazo tras aprovecharse del pasillo alemán y de un buen pase en profundidad de Antoine Griezmann.

Con la misma intensidad pero con más fluidez que en el 1-1 contra el Barcelona, los del 'Cholo' se marchaban al descanso con una ventaja que Torres quiso crear por todas pero el palo y la falta de puntería se lo impidieron. En la segunda parte, Carlo Ancelotti quitó a un irreconocible Müller para meter a Robben, pero la pareja de extremos que forman el holandés y Ribéry nunca ofreció la sensación de ser los cuchillos que despellejaban la defensa rival en el año del triplete -2013- con Jupp Heynckes.

La estrella seguía siendo Carrasco, que puso a prueba de nuevo a Neuer con un disparo desde fuera del área con rosca y por abajo. Hasta el 73', que fue sustituido por Kevin Gameiro. Pero el protagonista iba a ser Torres -aunque no por mucho, ya que fue sustituido en el 78'-. El cabezazo de Griezmann a centro del ariete, tras un jugadón individual, se fue a las nubes. No era la noche del francés, al que le asustaron los fantasmas de Milán en el 83' y mandó el penalti provocado por un Arturo Vidal que perdió la cabeza, al larguero. Afortunadamente para Griezmann, la alegría del Atlético, Carrasco, ya había marcado el 1-0 y su equipo aguantó el asedio final.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon