Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Casillas, indignado en Lisboa

SPORTYOU SPORTYOU 29/08/2016
Casillas, indignado en Lisboa © Getty Images Casillas, indignado en Lisboa

El portero del Porto protestó de forma insistente y airada el segundo gol del Sporting, en el que pidió mano de Bryan Ruiz, jugador que luego asistió a Gelson Martins en el tanto que decidió el encuentro a pesar de que se produjo en el minuto 25. El partido tuvo un arranque frenético y luego los de Jorge Jesús se mostraron superiores en la segunda mitad. El rival del Real Madrid en Champions se impuso en uno de los duelos más duros en la liga portuguesa.

Iker Casillas fue titular en el once de Nuno Espiritu Santo, al igual que estuvo Marcano en la posición de central. Mientras que Oliver Torres y Adrián quedaron en el banquillo. El Sporting saltó al José Alvalade con un equipo muy similar al que se puede encontrar el Real Madrid en Champions una vez que Joao Mario, una de sus estrellas y campeón con Portugal en la pasada Eurocopa, se ha marchado al Inter de Milan.

En el esquema destaca la presencia de William Carvalho como mediocentro o Bryan Ruiz, ex del Betis, y el joven Gelson Martins en los costados. Además de un Slimani, referencia ofensiva, en gran forma y con pie y medio en el Leicester, lo que supondría una nueva baja dramática para los lisboetas.

El Porto arrancó mejor el encuentro y fue en una acción a balón parado donde se adelantaron. Layún sirvió un balón perfecto al área y Felipe remató para el 0-1 ante una defensa demasiado pasiva.

Sin embargo, antes del cuarto de hora ya había empatado el Sporting con un libre directo de André Silva que pegó en el poste y finalmente Slimani empujó sobre la línea.

Diez minutos más tarde los locales completaron la remontada con el gol de Gelson Martins. Una acción que provocó la amarilla a Casillas por una airada protesta al pedir mano de Bryan Ruiz, que asistió a su compañero.

Tras el descanso, el Sporting se mostró ambicioso con la pelota en la búsqueda del tercer tanto, con la mayoría de jugadores sobre campo rival. En el Porto entró Oliver por Corona pero no sirvió para controlar el juego. Es más, apenas se acercaron al área defendida por Rui Patricio. La medular local se impuso en cada pugna por el balón y mostró como un conjunto fiable a la hora de defender su ventaja.

MÁS EN MSN

-Los traspasos que podrían reventar el mercado

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon