Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Casillas y el fútbol como deporte de equipo

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 23/04/2014 José Luis Artús
© Image MundoDeportivo.com

SOBRESALIENTE: el fútbol como deporte de equipo.

Supo asumir el Real Madrid que no era el 'gallito' de la eliminatoria por muchos trofeos que tenga en sus vitrinas. Los blancos sacrificaron egos para trabajar por el bien común. Todos mordieron, apretaron, defendieron e interpretaron el contragolpe como arma para sacar petróleo de un choque complicadísimo. Lo consiguieron. Podrá gustar más o menos el estilo, pero de lo que no hay duda es de que fue una lección de fútbol como deporte de equipo.

NOTABLE: Casillas apareció cuando se le necesitaba.

El portero también juega. Y mucho. Lo volvió a demostrar Iker Casillas, quien hasta los últimos instantes pudo dar gracias a que el entramado defensivo blanco impidió que el Bayern le llegara con peligro. Su único trabajo fue controlar algunos balones aéreos, algo que hizo sin problemas. Eso hasta que llegó ese remate a bocajarro de Gotze en el último tramo de encuentro en el que salvó a su equipo evitando que las sensaciones finales fueran muy diferentes.

APROBADO: vuelta apasionante en Múnich.

Eran la mayoría los que pensaban que el Bayern de Múnich podía dejar casi sentenciada la eliminatoria en el Santiago Bernabéu. No fue así y el 1-0 final garantiza que la vuelta de la próxima semana en Alemania tendrá emoción segura. El fútbol y el espectador gana con el espectáculo que se vivirá en el Allianz. También en la otra semifinal, en la que Atlético y Chelsea empataron a cero en la ida y se lo jugarán todo en Stamford Bridge.

SUSPENSO: la manía de no chutar a puerta.

Por mucha posesión que se tenga, por mucho que se maneje el balón, si no se dispara a portería no se marca gol. Así de básico. Fue lo que le faltó al Bayern, buscar la meta de Casillas aunque fuera con disparos lejanos que al menos intimidaran a los blancos. Todo lo contrario que el Real Madrid, que a la mínima que podía miraba los tres palos. El resultado fue que a pesar de tener menor dominio, el conjunto de Ancelotti disfrutó de más ocasiones. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon