Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

China, la gran decepción de Río 2016

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 22/08/2016
China, la gran decepción de Río 2016 © Getty Images China, la gran decepción de Río 2016

La delegación china se va de Río con muy mal sabor de boca. Tan malas han sido las sensaciones transmitidas por los competidores, que los órganos censores del país asiático ordenaron a los medios que no publicaran noticias negativas o fracasos de sus deportistas durante su participación, y les obligó a exaltar su patriotismo.

La incredulidad de los medios oficiales chinos ante los resultados de sus otrora ídolos se convirtió pronto en desdén hacia los mismos. Con frases como 'debe ser broma, ¿no? El país que nunca ha estado por encima de China está a punto de hacerlo' o '¿qué les ocurre?', los periodistas dejaban entrever su preocupación por los resultados obtenidos. China quedó segunda en la clasificación por países de Londres 2012 con 38 medallas de oro y un total de 88. Se despide de Río con 26 preseas doradas y 70 en total, 12 y 18 menos respectivamente, algo impensable para el país asiático.

"Es el peor fracaso olímpico", escribía la agencia china Xinhua el miércoles refiriéndose en concreto a la gimnasia, "un trauma" para el servicio chino de noticias, que respondía a su comentario en las redes.

Un progresivo declive

China se alzó con la primera posición del medallero en Pekín 2008 con 51 oros, por delante de Estados Unidos, con 36. Los medios estatales apuntaron que la intención era acercarse a las 38 conseguidas en Londres, pero el servicio chino de noticias dio la clave tras la jornada del viernes para saber que no iban a triunfar: "Las oportunidades de oro se concentran en la primera mitad de la competición, por lo que será muy difícil ganar más de 25 oros, el resultado más bajo de las últimas ediciones".

Los dos deportes que más han empeorado han sido la gimnasia, con sólo dos bronces y ningún oro por primera vez desde 1984, y el bádminton, con el bronce conseguido por la hasta entonces imbatible pareja femenina, y con Xuerui Li derrotada ante Carolina Marín. Ante el declive del deporte de raqueta y volante, South China Morning Post tituló "La dinastía se desmorona".

"El oro no puede ser el único referente. Hay victorias y hay derrotas. Estas experiencias son positivas para el desarrollo del deporte chino", afirmó Gao Zzhidan, vicedirector de la Administración General China del Deporte.

Los medios, obligados en parte por la censura tras atacar duramente a los atletas, en los últimos días han reculado para cambiar el guión y decir que forma parte de la "transición del deporte local". "Durante mucho tiempo vimos los Juegos Olímpicos como una especie de guerra deportiva con Occidente", explicó 'Beijing Times', para enfatizar que la etapa había concluido. "Pekín no requiere galardones dorados para demostrar su papel sobresaliente y su influencia política a nivel global", sentenció el 'China Youth'.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon