Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chris Paul se arregló la vista antes de empezar la temporada

BASKET4US BASKET4US 18/11/2016 Pablo Lopez
Chris Paul se arregló la vista antes de empezar la temporada © BASKET4US Chris Paul se arregló la vista antes de empezar la temporada

Nadie pone en duda las cualidades Paul Chris, base de Los Angeles Clippers, en el campo de juego. Sin embargo, los dirigentes del equipo se mostraron preocupados por el jugador, porque no estaba viendo bien y por ende, su seguridad no era la misma. Aunque no se trataba de algún problema de rendimiento ni a alguna lesión sufrida, este hecho hizo que el jugador tomara una decisión.

Los problemas de vista de Paul venían empeorando cada vez más, al punto que el jugador tuvo que someterse a una operación láser el pasado verano para poder ver bien, dado que esta condición podría afectar su desempeño.

“Todos me decían que tenía problemas para ver y que entornaba los ojos, hasta Doc Rivers cuando me llamaba para mandar una jugada decía que para mirarle a él también cerraba los ojos ligeramente”, confesó el base de 31 años.

Chris Paul sintió más miedo que cuando sufrió la lesión de los playoffs

Para pasar desapercibido recurrió al viejo método de memorizar las tablas con las que se hacen los exámenes de ojos, con el fin de convencer a los médicos de que no había problema alguno con ellos. Pero los problemas eran cada vez más evidentes al punto de ser imposible de disimular.

Sin embargo, prefirió cuidar su salud, a pesar de lo preocupado que estaba a causa de la operación: “Ha sido la cosa que más nervioso me ha puesto en los últimos años”. Incluso LeBron James y Dwyane Wade, sus amigos, llamaron para tranquilizarlo y brindarle su apoyo.

Pero sus miedo reaparecieron tan pronto como salió del quirófano. El cuidado y las dificultades típicas de este tipo de intervención aumentaron en él el miedo por terminar peor a como estaba antes. Para evitar inconvenientes tuvo que seguir al pié de la letra las recomendaciones de los médicos.

“Te dicen que vas a ver un poco granulado durante unas semanas y me tuve que poner colirios cuatro veces al día durante dos semanas, me daban ataques de pánico”, puntualizó Paul, un joven que está haciendo que su equipo brille de la mejor forma.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon