Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Colombia, de local, empató sobre la hora ante Uruguay

SPORTYOU SPORTYOU 12/10/2016 Juan Camilo

La selección colombiana empató a dos goles con Uruguay, el líder de las Eliminatorias a Rusia 2018, en la décima jornada de la clasificatoria sudamericana. Al inicio del partido los colombianos tomaron la posesión del balón para hacer sentir la localía y acorralar a los rivales en su propio campo.

Con juego asociado y presión alta, los dirigidos por Pékerman lograron su cometido en los primeros 15 minutos y se adelantaron en el marcador. El centro campista, Abel Aguilar, aprovechó un cobro de esquina muy bien ejecutado por Luis Fernando Muriel para adelantar a los cafeteros por la vía aérea.

Sin embargo, el gol, que debió aumentar la confianza colombiana, surtió el efecto contrario e hizo que los charrúas adquirieran la posesión del balón. Cambió el transcurrir del partido y fueron los uruguayos quienes se hicieron protagonistas del partido para empezar a atacar a los colombianos en el juego aéreo. Así llegó el empate por intermedio de un cabezazo de Cristian Rodríguez al minuto 27.

Con el empate y la intensa lluvia que cayó en el Estadio Metropolitano de Barranquilla, el encuentro se hizo muy trabado en la mitad de la cancha y muchas imprecisiones. Así finalizó la primera mitad, sin muchas opciones y con mucha efectividad.

En la segunda mitad los colombianos volvieron a salir con el ímpetu del inicio del encuentro pero no duró mucho el sometimiento. Los uruguayos hicieron su juego y desactivaron todas las sociedades cafeteras y, apostaron a lanzar balones para Luis Suárez y Edinson Cavani. De hecho, así llegó el segundo gol uruguayo por intermedio del delantero del Barcelona que, con mucho criterio, aguantó la marca de Óscar Murillo para rematar cruzado al darse la vuelta ante el achique de David Ospina.

Con el resultado en contra, desde los 73 minutos, los colombianos trataron de inquietar el arco de Muslera con más fuerza, garra y ganas, que fútbol. Con un campo pesado y con un balón que no corría de manera óptima, la principal herramienta de Colombia fue el juego aéreo y así llegó al agónico empate al minuto 84 de partido gracias a un cabezazo de Yerry Mina. A falta de pocos minutos, los dos equipos se vieron desgastados y no pudieron generar opciones de gol.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon