Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Comienza el juicio a Ecclestone, al que pueden caerle diez años

Logotipo de AS AS 23/04/2014 DPA
Bernie Ecclestone. Bernie Ecclestone.

El dueño de los derechos de comercialización de Fórmula 1, Bernie Ecclestone, se enfrentará a partir de mañana a la carrera más complicada de su vida: convencer aun jurado alemán de su inocencia en un caso millonario de corrupción. El patrón de la Fórmula 1 deberá interrumpir muchos de sus viajes por todo el mundo para hacer escalas periódicas en Múnich, donde se enfrentará a los cargos de soborno a un funcionario público y de instigación al fraude agravado. La pena máxima a la que se expone son diez años de cárcel.

El británico de 83 años está acusado de haber pagado 44 millonesde dólares al ex directivo del banco semipúblico BayernLB Gerhard Gribkowsky para conseguir la venta de los derechos de transmisión de la Fórmula 1 en posesión de la entidad al fondo inversor CVC. La operación habría garantizado a Ecclestone el control sobre la Fórmula 1.

Un total de 26 vistas que se extenderán hasta septiembre están previstas en el proceso que comenzará mañana rodeado de máxima expectación internacional. Ecclestone debe asistir a las audiencias, pero tiene autorización de abandonar Múnich cuando no tengan lugar. "El juez fue muy amable. Debo estar unos pocos días en Múnich, lo que me permite seguir viajando a las competencias", señaló en una entrevista televisada hace pocos días en Alemania.

Ecclestone conoce ya al juez Peter Noll, ante el cual declaró durante dos días como testigo en el proceso al antiguo ejecutivobancario Gribkowsky a finales de 2011. Gribkowsky fue condenado a una pena de cárcel y es ahora el principal testigo contra Ecclestone.

Tras meses de silencio, Gribkowsky admitió ante el tribunal haberrecibido dinero de Ecclestone y fue sentenciado a mediados de 2012 a ocho años y medio de cárcel. El juez Noll afirmó al leer la sentencia que Ecclestone "lo había llevado a delinquir".

Ecclestone y Gribkowsky se conocieron cuando el banco alemán quería desprenderse de su participación mayoritaria en la serie de Fórmula 1 en 2006. Gribkowsky era responsable del control de riesgos en el banco y su tarea era obtener el mejor precio por los derechos de transmisión.

Según la fiscalía, Ecclestone temía perder el poder de la Fórmula 1 y pagó los 44 millones a Gribkowsky para que favoreciese a su candidato preferido, el fondo inversor CVC son sede en Luxemburgo, algo que finalmente ocurrió.

Ecclestone, conocido por su tendencia a evitar gastos innecesarios pese a su abultada fortuna, pagó a Gribkowsky con dinero del mismo banco alemán unos 41 millones de dólares de honorarios que le cobró por tareas de asesoramiento para la venta de los derechos.

El patrón de la Fórmula 1 negó los cargos y asegura no haber cometido ningún delito. Alega que en realidad fue extorsionado porGribkowsky con la amenaza de ser denunciado ante el fisco británico por unas prácticas fiscales supuestamente dudosas.

Ecclestone se mostró ante todo fastidiado con el juicio. "Es sólo una parte muy pequeña de mi vida. Y no debería jugar un papel importante. Pero en estos momentos me está costando mucho tiempo". El británico espera aclarar todo y seguir a cargo de la Fórmula 1.

En caso de ser declarado culpable podría ser sentenciado hasta a diez años de cárcel. El fondo CVC al parecer desistirá de sus servicios si es probada su culpabilidad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon