Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Contador destrona a Froome

AS AS 14/06/2014 Chema Bermejo

“¡Grande Alberto!”, Oleg Tinkov, el multimillonario ruso que sustenta al Tinkoff, equipo de Contador, el hombre que le criticó duramente después del Tour, abrazó muy cariñosamente a Alberto al final de la etapa, en el puerto suizo de Finhaut Emosson.

El escalador madrileño le enseñó el dorsal a Froome a 1,5 km de la cima y ya no le vio más. En la meta le sacó veinte segundos, que le sirven para destronarle como líder del Dauphiné. El madrileño es ahora el nuevo maillot amarillo por ocho segundos sobre Froome cuando queda todavía la etapa de este domingo con final en Courchevel.

© LIONEL BONAVENTURE

No obstante, la victoria de etapa no estaba en juego. Era cosa de la fuga de catorce corredores. Y se la llevó el holandés Lieuwe Westra también en un espectacular final. Westra estuvo durante veinte kilómetros persiguiendo a Yuri Trofimov y Egor Sillin, ambos rusos, ambos del Kathusa, los tuvo siempre en torno a medio minuto y finalmente los alcanzó y superó a falta de cien metros para la pancarta. Es la segunda victoria este año para el holandés, después de la etapa de Barcelona de la Volta. El viernes también rozñó el triunfo en este Dauphiné.

Cuarto entró Contador, justo sin derecho a bonificación. En todo caso, más que los segundos esta es una importante victoria sicológica de cara al Tour de Francia.

El desarrollo de la etapa no hizo pensar que se produjera este desenlace. El Sky dominó las ascensiones de los dos grandes puertos finales: Forclaz (12,6 km, al 8.2%) y Finhaut-Émosson (10,2 km 8%, 1.929 metros de altitud). Cinco compañeros de Froome llevaron la marcha. Mediada la última ascensión ya sólo quedaban Nieve y Porte, y a 2 km, sólo este útlimo, que aumentó el ritmo en lo que parecía la preparación para un ataque de Froome. Pero fue Alberto el que saltó y nadie pudo contestarle en un grupo de siete corredores entre los que estaban todos los mejores.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon