Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Continúa la leyenda de Sergio Ramos

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 10/12/2016
Continúa la leyenda de Sergio Ramos © Getty Images Continúa la leyenda de Sergio Ramos

El defensa volvió a marcar por encima del minuto 90 de cabeza para remontar un partido ante el Deportivo (3-2)

Sergio Ramos volvió a marcar después del minuto 90 para remontar un partido que el Real Madrid casi tenía perdido a diez minutos del final. El Deportivo se lo puso en chino al líder hasta que apareció el de siempre.

Zidane optó por cambiar el envoltorio del equipo con siete cambios. Una decisión con doble filo. Antes del partido era una apuesta lógica habida cuenta de que el Madrid tiene que disputar el Mundial de Clubes la próxima semana y debería ahorrar algo de energía para la segunda parte de la temporada. La modificación del guión es buena siempre que se logre el objetivo.

Montar un once sin Modric, Cristiano, Marcelo, Carvajal o Benzema siempre conlleva sus riesgos. El Real Madrid tiene plantilla más que suficiente par doblegar a un equipo como el Deportivo pero hay que poner toda la maquinaria en funcionamiento con piezas que no son habituales.

El Madrid no sesteó, pero tampoco fue capaz de dar fluidez y profundidad al juego en el primer tiempo. Entró serio al partido y buscó la circulación por el centro para llegar a la portería rival. Con tanto tráfico se decantó por intentarlo por el costado derecho, donde Danilo encontró más huecos. Entre el equilibrio táctico y la falta de pegada en ambos equipos el tiempo fue discurriendo sin que pasasen cosas destacadas. Keylor Navas fue el primero en emplearse a fondo en un remate de Borges en una falta. Respondió el Madrid con un mano a mano entre James Rodríguez y Tyton con una buena intervención del portero. El último aviso fue otra vez dde Borges, pero el balón se estrelló contra el palo y en su viaje hacia el centro del campo no hubo ningún jugador del Deportivo para hacer gol. Así se llegó al descanso.

En la segunda parte subieron las revoluciones del partido. Se animó el cotarro con el golazo de Morata después de una pérdida de balón del Deportivo en un costado. El tanto obligó al Deportivo a dar un paso adelante. Garitano movió el banquillo y metió un delantero más, a Joselu. Diez minutos después, el marcador del Santiago Bernabéu señalaba un 1-2. En dos minutos el conjunto visitante había roto el partido y puesto en jaque al líder de la Liga.

Quedaba casi media hora por jugar pero en el Real Madrid no estaban los que marcan las diferencias, salvo Sergio Ramos. Entonces le tocó el turno a Zidane. Visto el deasaguisado, metió más pólvora sobre el césped. Metió a Lucas, Mariano y Marcelo en distintas oleadas porque el gol no llegaba.

Apretó el Madrid y la suerte volvió a ponerse del lado de los blancos cuando Mariano remató con el hombro un buen centro de Lucas. Empate a seis minutos para el final. El Santiago Bernabéu entró en combustión y los jugadores sintieron el aliento. Otra vez a la carta del último minuto. ¿Y quién estaba ahí? Sergio Ramos, sí. Otra vez.

Más en MSN:

Cristiano presume a su nueva novia en el Bernabéu

Messi da una lección de deportividad en El Sadar

Al menos 20 heridos en una explosión ante el estadio del Besiktas



Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon