Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Courtois: el 17 de mayo es la fecha más talismán del belga

AS AS 17/05/2014 Dani Hidalgo

El 17 de mayo es una fecha talismán para Courtois. En ella, el portero no solamente ganó la final de Copa de la temporada pasada en el Bernabéu con dos paradas magistrales, pero también saboreó su primer título importante: la liga de Bélgica. El 17 de mayo de 2011, con apenas 19 años y pocos meses antes de unirse al Atlético, el belga tuvo tres intervenciones mágicas que hicieron posible el empate del Genk ante el Standard (1-1) y le concedieron el título de la liga belga. El número 17 también es especial para él porque marca el día de su debut como profesional: el 17 de abril de 2009 jugó su primer encuentro con el primer equipo del Genk con apenas 16 años y 341 días de edad.

Con las lesiones de Valdés y la suplencia de Casillas en Liga, el joven belga se ha convertido en el portero más destacado de Primera y ello, para el pesar del Atlético, ha complicado que permanezca una temporada más en el Calderón. Pero una de las mayores virtudes de Courtois es su habilidad para centrarse y alejarse de los rumores que le rodean y él no piensa en otra cosa que no sean las dos grandes finales que le esperan al Atlético.

Salvo calamidad imprevista, Courtois conseguirá al final del partido de hoy su segundo trofeo Zamora de Primera División (su ventaja es tal que tendría que encajar hoy una decena de goles para no lograrlo). En 36 partidos disputados de Liga, el portero ha mantenido la portería a cero en 20 ocasiones (encajando gol en 16 encuentros) y sólo ha recibido 23 tantos en contra. Su formidable coeficiente de goles encajado por partido es apenas de 0,64.

El portero será arropado hoy por su madre, padre y hermana. Los primeros nunca se han perdido las citas más importantes del portero y la tercera, Valérie, sólo estuvo ausente en la final de la Europa League de Bucarest por tener que disputar ella una final de voléibol. La familia viajó a Barcelona con mucho optimismo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon