Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cruel final a un año de leyenda

AS AS 25/05/2014 Iñako Díaz-Guerra

¿Mereció la pena esperar 40 años para esto? Para que la crueldad se repita, que Ramos sea Schwarzenbeck, que la Champions se escape cuando el Atleti ya la creía suya. Para ver llorar a los héroes que han fabricado con orgullo, talento e inteligencia la mejor temporada de la historia del club. Para que los 40.000 rojiblancos que viajaron soñando a Lisboa regresaran rotos. Para que el mundo señale al Cholo por un error (la alineación de Costa) en vez de por mil milagros. Para que el 4-1 cuente una historia falsa y ver a Cristiano celebrar un penalti irrelevante como si acabase de marcar el gol de Maradona. Para aguar la Liga y aguantar el tormento que espera en el día a día. Para que intenten resucitar al maldito Pupas.

Por supuesto que mereció la pena. Para que el mundo recordase que el Atleti es enorme, que ha vuelto y piensa quedarse. Para ver a Gabi derrochar coraje y corazón y a Villa ganarse el Mundial como si fuera un meritorio y no un mito. Para que Miranda y Godín demostrasen que no hay pareja de centrales mejor, para que Filipe, Juanfran y Koke se dejasen el alma y todos engrandecieran la camiseta legendaria que visten. Para que Simeone estuviera a punto de ganar Liga y Champions sin Costa ni Arda, para que aún queden retos. Para admirar a un equipo legendario que gana mucho, pierde poco y enorgullece siempre.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon