Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuatro fichajes del Barça, calientes

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 07/06/2014 Joan Poquí , Gabriel Sans

El segundo refuerzo del proyecto 2014-2015 puede concretarse en cualquier momento. El Barça tiene avanzadas cuatro operaciones condenadas al acuerdo final y es cuestión sólo de tiempo, de muy poco tiempo. En algunos casos, de los dichosos flecos.

Los dos más factibles son Claudio Bravo y Rakitic. No hay un tercer club que se entrometa ni obstáculos insalvables. Tanto la Real como el Sevilla asumen la pérdida de sus jugadores, que ya han elegido al club azulgrana, y tensan la cuerda tratando de sacar el máximo rédito, pero los números son los que son. El caso de Marquinhos ha obligado a intensificar los contactos aunque las palabras de Alves dejándose querer por el PSG constata que se está en el camino. Mathieu también pinta bien. La oposición inicial de Peter Lim, el nuevo propietario, ha dejado de ser infranqueable.

Claudio Bravo: Al acuerdo sólo le falta el 'sí' de Dos Santos

Tarde o temprano, Claudio Bravo será portero azulgrana. El Barça ya arrancó un acuerdo con el chileno y está a punto de cerrar su traspaso con la Real Sociedad. El 'sí' definitivo depende del jugador que se incluya en la operación. Debía ser Jonathan dos Santos, pero el centrocampista prefiere quedarse y no le suduce el proyecto deportivo donostiarra. En el Camp Nou confían en convencerle. En Anoeta se limitan a esperar.

Hace una semana, el agente de Bravo pactó las condiciones contractuales. Serían tres temporadas más una opcional dependiendo de los partidos. Paralelamente, el presidente Bartomeu sostuvo varias reuniones con Jokin Aperribay. Las reticencias iniciales a desprenderse del capitán dieron paso al inevitable tira y afloja concretado en cerca de 10 millones de euros.

El factor que retrasa el visto bueno es qué jugador azulgrana irá a Anoeta. Dos Santos no quiere ir. La Real no ve a Oier, se lo piensa con Bojan y preferiría a Tello. Si no hay jugador de por medio pagará más. Bravo, de momento, ya habría pasado la revisión médica.

Marquinhos: Dani Alves, clave para el central prioritario

La operación Marquinhos se ha tomado un respito, pero en modo alguno es un fichaje descartado. Es, de hecho, una de las grandes prioridades en la remodelación de la plantilla y la enésima ampliación de contrato de Laporte por el Athletic no ha hecho sino acercar mucho más al central brasileño al Barça. El club azulgrana se ha centrado los últimos días en el traspaso de Cesc al Chelsea, en el acuerdo con Rakitic para ocupar su plaza en la plantilla y en el fichaje de Claudio Bravo, que son tres operaciones muy avanzadas y están pendientes de pequeñas diferencias o de cuestiones de agenda.

La negociación con el central brasileño va más para largo y depende en gran medida de Dani Alves, a quien el Barça podría incluir en la operación para hacer más viable la incorporación de Marquinhos, aunque entonces habrá que ir a por un lateral.

Marquinhos ya está de vacaciones a la espera del acuerdo entre los dos clubs y con Alves, que el Barça querría tener resuelto la próxima semana, antes de que comience el Mundial.

Rakitic: La negociación entre clubs, muy adelantada

Otra operación sin freno y que puede cristalizar en cualquier momento. El Barça quiere que Rakitic juegue en el Camp Nou y el centrocampista croata no contempla otro destino. Con el centrocampista hay acuerdo para las próximas tres temporadas más una cuarta opcional y con el Sevilla lo habrá. Está muy adelantado.

Rakitic pactó con la directiva andaluza que su cláusula de rescisión bajaría de 40 a 20 millones si Barça, Real Madrid o un club grande de Europa mostraban interés. La cantidad final difícilmente bajará de los 20 millones porque la directiva sevillista anda enojada por las largas que les dio después de acordar hace meses una renovación a falta de firma. Comprenden su deseo de militar en un 'grande' pero no comparten las formas de su hermano y agente, Dejan. Por ello tratarán de dilatar una entente que saben es ineludible. Las prisas son ahora del centrocampista y le toca hacer los pasos correspondientes. Quieren celebrar la reunión que tienen pendiente. El Barça está convencido del 'sí' final de todas las partes.

Mathieu: Ha ayudado a vencer la resistencia 'che'

A pesar de que aparentemente se ha producido un parón en el proceso para fichar a Mathieu, el Barça continúa muy interesado en el central valencianista, por tratarse de un central zurdo solvente, que además puede actuar de lateral y que va bien por alto. Completaría la nómina de centrales, pero las pretensiones valencianistas iniciales estuvieron a punto de romper la operación.

La cláusula de rescisión del central es de 20 millones de euros, una cifra que el Barça en ningún modo está dispuesto a abonar. Si el Valencia no se aviene a negociar, pues, Mathieu no será azulgrana, aunque la actitud del defensa, que hizo saber en su momento a su club que el Barça quiere su fichaje, ha sido determinante para que todo siga su proceso.

La secretaría técnica barcelonista ha trabajado duro en su demarcación y hay varios centrales tanteados, aunque Mathieu es el número de la lista, sobre todo por su conocimiento de la Liga española y su polivalencia. En un equipo de bajitos, su estatura será un valor añadido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon