Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Día de un funeral... o dos

AS AS 18/05/2014 Ignacio Bailador

Decían los puristas del lenguaje, con el diccionario en la mano, que la única final en la ciudad del Pisuerga sería el Valladolid-Granada de la última jornada. Dificilmente podrían imaginar como el fútbol se iba a empeñar en darles la razón. Porque después de los 90 minutos de hoy la Liga se habrá acabado hasta agosto y esta tarde pucelanos y granadinos se juegan toda la temporada. Uno seguro descendera, pero puede que el otro también. Lo de hoy es una final en estado puro. Ganar le garantiza la permanencia al Granada, no al Valladolid, que tendría que esperar que Osasuna no gane al Betis o que el Rayo le gane al Getafe. El empate condena a los locales y deja en el aire el futuro de los visitantes. Estos solo bajarían en caso de un cuádruple empate a 39 puntos con Osasuna, Getafe y Almería. Y es que hoy en Zorrilla habrá un funeral... o dos.

En Valladolid la semana ha sido de recuperación anímica colectiva. De verse en Segunda tras la derrota sobre la bocina ante el Betis (4-3) a un rearme moral que hará que Zorrilla se llene por décima vez en su historia para empujar en el más difícil todavía a los jugadores de Juan Ignacio. Los futbolistas son los primeros que creen. No se han cansado de decir que lo primero es ganar al Granada esta tarde y después esperar que Rayo o Betis les hagan un favor. Deportivamente, el equipo querrá volver a mostrar su fortaleza en Zorrilla, donde solo ha perdido tres partidos y dejar la portería a cero, clave absoluta de los triunfos del Valladolid, ya que ha ganado siete encuentros y todos ellos dejando la portería a cero. Rueda suplirá al sancionado Valiente.

El Granada, por su parte, llega a este partido como consecuencia de haberse dormido hace mes y medio pensando que el trabajo estaba hecho. Ganó al Barcelona y se fue de vacaciones, y cuando se ha querido dar cuenta se encuentra con el partido de Valladolid, en el que si pierde descenderá. Vuelve Recio al once y jugará Piti, por lo que el entrenador andaluz podrá alinear a su equipo de gala para este encuentro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon