Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dani Parejo: Mestalla empieza a darle la razón a Di Stéfano

AS AS 04/05/2014 Conrado Valle
Dani Parejo. Dani Parejo.

Dani Parejo se plantó a finales de agosto en el despacho de Braulio Vázquez. Sentía que su relación deportiva con Djukic no iba a ser como la que había tenido meses antes con Valverde, un entrenador del que pensó que “estaba loco” por colocarle a jugar de Albelda y al que sin embargo le agradecerá de por vida retrasarle cinco metros de su posición habitual (“eso me hizo más futbolista”, confiesa). En esa charla con Braulio se daba la circunstancia de que el Atlético estaba atento a su situación. Caminero le había querido ya un año antes y también a principios de esta temporada. Parejo no quería forzar una salida. No era esa su intención. Sí quería saber cuál era su rol. El Valencia no tenía intención de desprenderse del futbolista. Le calmaron y se cerró el mercado. Pero claro, era Djukic el que hacía las alineaciones y el técnico serbio siguió sin darle ‘bola’. No al menos con la regularidad de Valverde o ahora Pizzi.

La decisión de Djukic de no darle a Parejo el rol de titular indiscutible fue, entre otras muchas, una de las razones del divorcio entre el técnico serbio y sus jugadores. Y no porque Parejo montara en cólera. Para nada. Pero eran muchos los futbolistas que creían que Djukic no estaba siendo justo con el fútbol y la actitud de Parejo.

Al de Coslada, como le sucediera un año antes, el relevo en el banquillo de Mestalla le cambió la dinámica. A Pizzi le sucedió algo similar a lo que le ocurrió a Valverde, un técnico, el Txingurri, que lo primero que preguntó el día que llegó a Paterna para ocupar el puesto de Pellegrino fue: “¿Y Dani por qué no juega?”. Desde la llegada de Pizzi, nadie le ha hecho sombra a Parejo. De hecho, incluso, se cedió a Banega en enero y no se reforzó su posición. Y prácticamente lo ha jugado todo (salvo por sanción).

Hoy por hoy la afición de Mestalla, que criticó mucho a Parejo cuando éste tenía pájaros en la cabeza en sus inicios por Valencia, ya le ve con los ojos que lo hacía Di Stéfano cuando jugaba en el Castilla. “Si se va Parejo, no vuelvo a ver al filial a Valdebebas”, dijo Don Alfredo. Ahora nadie en Valencia entiende por qué Pizzi le sustituyó ante el Sevilla...

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon