Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

David Stern: "Llevo el traje de la NBA por todo el mundo"

AS AS 07/05/2014 Alfonso Herrán
Photo © Proporcionado por AS Photo

David Stern está de visita en Bilbao, donde ha ofrecido en el atrio del Museo Guggenheim la conferencia inaugural de la primera edición del Bilbao Sports Business Forum, un foro internacional que analiza el "presente y el futuro" de la industria del deporte y el patrocinio deportivo de alto nivel.

El antiguo comisionado de la NBA, cargo que desempeñó durante 30 años (desde 1984 hasta el pasado enero), ha consolidado a la Liga como referencia mundial, unida a una creciente corriente de globalización, y ha dejado su sitio a uno de sus fieles colaboradores: Adam Silver.

La charla estuvo moderada por el jefe de prensa de la UEFA, Pedro Pinto. Además de Stern, en el foro se darán citas otros especialistas internacionales como Dan Brown y Matthieu van Veen, de AEG Sports Europa; Ioris Francini, de IMG; Frank Leende, de la FIBA; Carlos Ricardo, de BBVA; Stephen Nutall, de Google/ You Tube Europa, o Jesús Bueno, de NBA Europa.

Tras la conferencia y la posterior visita al Guggeheimm, Stern ha sido recibido por el Diputado General de Bizkaia, José Luis Bilbao, en el Palacio Foral.

-¿Echa de menos su cargo al frente de la NBA?

-Bueno, esta semana ha estado en Módena (Italia) con uno de nuestros socios, ahora aquí, luego en Londres… llevo el traje de la NBA por todo el mundo. Doy conferencias, y en lugar de hacerlo gratis, tengo honorarios. Es una forma de no estar demasiado ocupado. Elijo dónde voy, como éste (Bilbao), los sitios más bonitos, ja, ja, ja.

-¿Se aburre?

-Mi mujer a veces me dice eso. Viendo cómo lo está haciendo Adam Silver no se me desata la adrenalina. Un trabajo estupendo. Le recomendé al consejo de administración porque estuve con él 22 años. Deseo que tenga éxito. Es un amigo leal, un excelente ejecutivo y así la transición ha sido más fácil.

-¿Qué consejo le dio?

-Ninguno. Bueno sí: ‘No te mates intentando viajar en exceso. Si no controlas tu ritmo, tendrás problemas’. Aunque me vio a mí ser así. Yo disfrutaba con los viajes y sin dormir, pero no lo recomiendo. Su gestión va a ser exitosa. Lo será la negociación televisiva. El mundo digital está preparado. La globalización va a contribuir a captar la atención de más jóvenes cada vez. Asia se está acostumbrando a ello.

-La NBA ha encontrado eco por todo el planeta.

-Senegal, Tailandia… llegamos a todas partes. Impulsé al principio la idea de marca. Cuando era vicepresidente ejecutivo había giras de jugadores a Japón, organizadas por agentes. En 1984 Italia se había quedado sin los derechos para retransmitir partidos, por la CBS. Pagaban cinco mil dólares por partido. Les dije: ‘Os los vendemos nosotros, ese es nuestro precio’. Boris Stankovic (presidente de la FIBA) llamó a la puerta para que los jugadores de la NBA estuvieran en los Juegos Olímpicos. Rusia y Estados Unidos se negaron. Un jugador que cobraba un millón en Europa era un aficionado, pero ese mismo baloncestista con ese sueldo en la NBA, era profesional.

-¿Cuándo decidieron abrir más las puertas al extranjero?

-En 1988, cuando los Hawks fueron a jugar a la URSS percibí que el deporte tenía una gran atracción global. Cuando se desplazaron a Tiflis (Georgia), había gente con cintas piratas de la televisión turca del concurso de mates de Spub Webb.

-¿Qué ha aportado España este tiempo?

-La ACB era la Liga europea mejor dirigida. Tiene una idea clara de cómo promocionar el deporte. Los Juegos Olímpicos de Barcelona fueron el punto clave, el de inflexión.

-¿Y los jugadores cómo asumieron lo importantes que eran fuera?

-No tenían ni idea. Los entrenadores se quejaban. ‘¿Qué protestáis’, les decía yo. ‘Connors y McEnroe se bajan de un avión, juegan tres sets y, a otro país’. Cada vez que perdían, echaban la culpa a Tokio. Lo veían como una carga, pero les acostumbramos. Mira los Spurs, son especialmente internacionales, conscientes de la globalización. Viajan más que los políticos. Pueden decir que el gobierno de Estados Unidos es terrible, pero la relación con los pueblos es correcta.

-¿Porqué eligen al BBVA para el patrocinio principal?

-El banco es crucial para nosotros. Y Bilbao. ¿Por qué nos interesa descubrir Euskadi? Por esta cuidad, el museo Guggenheim… Así claro que tiene sentido este evento, la reciente exhibición de los Sixers en el BEC. ¿Por qué trabajar con un banco español? No es español, es el banco oficial de la NBA, internacional. Goza de gran respeto en nuestro país, por su solidez.

-Y los jugadores son embajadores de la Liga.

-Hace más de 20 años decidí que debían ir al mercado de la televisión. No queremos estar en La2 de Televisión Española. Eso no nos da popularidad. Por eso trabajamos con Canal+ y con el grupo Prisa, nos proporcionan a la NBA un socio fundamental. Nuestros jugadores han pasado de no tener una imagen favorable a estar en el punto álgido como celebridades: Durant cuando ha recibido el MVP, Kobe, Lebron… Les decimos: ‘Cuando os expreséis en redes sociales o fuera de las pistas, hacedlo como si estuvierais en una entrevista. Que vuestra madre o abuela esté orgullosa de vosotros’. Los jugadores entienden el valor de ser iconos globales, no solo domésticos.

-¿Se fija en la Champions, en el fútbol?

-¿Por qué habla de fútbol? Para mí es soccer. ¡No hay tope salarial! Somos una organización que está aprendiendo. En el fútbol los mejores ganan más dinero y a los peores se les decapita bajando de categoría. Imagínate diciendo a los Knicks que les mandamos a no sé donde y que no pueden usar el Madison. En la NBA a los peores se les regenera con el draft y no se les manda a la versión europea de Siberia.

-En su etapa también hubo turbulencias.

-Sí, siempre pienso en ellas, en las crisis, no en las finales. Cuando Magic anunció que había contraído el virus del VIH, defendió el poder del deporte. Se pensaba que se transmitía a través del sudor y se enfrentó al mundo. Muchos pensaban que la Liga tendría un crecimiento limitado porque la mayor parte eran negros y el resto del mundo no estaría dispuesto a aceptarla. Nunca estamos lejos de un debate sobre el racismo. ¿Cómo se pueden lanzar plátanos a jugadores? Hubo una pelea en Detroit y revisamos la venta de alcohol en las canchas. Suspendimos a dos jugadores a los que pillamos con armas en su taquilla. Hubo árbitros que hicieron trampas. Es un reto para la supervivencia de nuestra Liga. A esto se enfrenta mi sucesor.

-¿Qué ha aprendido en todo este tiempo?

-A tener en cuenta mi alrededor. Con Magic… tuve que apartar a nuestro camarada (parezco comunista, pero no es así, ja, ja, ja). Por entonces esperábamos que muriese, el Sida ha tenido otra evolución.. Le suspendimos para el resto de la temporada. La decisión fue unánime, ¿sabe por cuántos votos? Por uno a cero. Yo asumí la responsabilidad. Era el líder y di la cara. Tenemos relaciones perfectas con otras organizaciones. Pronto el Mundial de fútbol será la Copa del Mundo de la FIFA, y la de la FIBA…Creo muchísimo en el poder que tiene el deporte de aglutinar cosas positivas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon