Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De capitán del Valencia a ciclista

Marca Marca 29/04/2014 marca.com

Colgar las botas para descolgar la bicicleta. Así ha sido el proceso natural de David Albelda (La Pobla Llarga, 1977). El ex futbolista, quien abandonó los terrenos de juego en 2013, ha recuperado durante este tiempo su pasión por el ciclismo. Hijo y sobrino de corredores profesionales, el ex capitán del Valencia se prepara a conciencia para disputar la 'Quebrantahuesos', una de las pruebas cicloturistas más famosas del panorama nacional.

"Me he propuesto correrla después de que mis compañeros de grupeta me picasen. Es cierto que le estoy metiendo horas a esto de la bici, creo que es la mejor manera de mantenerme en forma después de dejar el fútbol", asegura en declaraciones a MARCA.com alguien al que la pasión por el mundo del pedal le llega por parte familiar. «Mi padre y mi tío eran ciclistas profesionales (Francisco Ramón y José Albeda corrieron en equipos como Kelme, Pepsi o Teka), en mi casa siempre nos ha gustado mucho este deporte", dice alguien cuyos ídolos ciclistas fueron Perico Delgado y Miguel Indurain.

Albelda, quien reconoce que disfruta sobremanera entrenando, sale a rodar por su tierra con la profesional Anna Sanchis y los ex corredores Adrián Palomares o David Bernabéu. "Formamos una buena grupeta. Ellos viven cerca de mí y me pasan a buscar para hacer kilómetros. De momento suelo hacer unos 300-400 km a la semana, aunque es cierto que entre semana lo tenemos más complicado para juntarnos", cuenta el ex jugador, que lleva desde el pasado mes de septiembre dando pedales con asiduidad.

Un portento sobre el llano
Albelda, que cuando ejercía como futbolista sólo cogía la bici en vacaciones, sabe cuáles son sus mejores cualidades sobre el asfalto. "Yo no sería un gran escalador, pero sí que se me da bien rodar en llano. Soy una persona alta y corpulenta (1,81 cm y 83 kg) por lo que tengo mucha potencia en ese terreno. Me defiendo en todos los sitios, pero en llano les puedo meter caña a mis compañeros", apunta divertido un Albelda que espera hacer un puesto digno en la mítica prueba cicloturista. Antes, el próximo 17 de mayo, correrá la 'Siete Picos' en Requena junto a Salvador Sanchis.

"De momento iré a la 'Quebrantahuesos', pero no me planteo más pruebas para después. En el ciclismo he encontrado la mejor fórmula para mantenerme en forma y seguir disfrutando del deporte, pero tampoco soy un profesional. Colaboraré en todo lo que pueda, pero sin obsesionarme", advierte uno de los participantes de la Marcha Cicloturista Ciudad de Valencia disputada el pasado mes de noviembre. En aquella prueba, el ex valencianista pudo rodar junto a 'capos' del pelotón como Garzelli o Basso. Sobre la bici, Albelda vuelve disfrutar con la competitividad que parecía olvidada desde sus tardes de gloria en Mestalla.

Una amistad sobre ruedas
Adrián Palomares (Carcagente, 1976) abandonó el mundo del pedal esta temporada tras una experiencia descafeinada en el Cyclingteam De Rijke-Shanks holandés. Con los ánimos decaídos, el valenciano dejó aparcada la bici en el trastero hasta que David Albelda le animó para que recuperasen juntos la pasión por el ciclismo.

Así es la nueva vida de David Albeda © Así es la nueva vida de David Albeda Así es la nueva vida de David Albeda

"Mi retirada fue un cúmulo de circunstancias. Todo el año pasado estuve dándole vueltas a la cabeza, no sabía qué hacer. Mi paso por el equipo de Holanda se me hizo pesado. Todo era muy diferente a lo que a mí se me daba bien, que eran las subidas. Allí predominaban las clásicas. La cabeza me dijo 'hasta aquí hemos llegado' y no me arrepiento de lo que decidí", cuenta en declaraciones a MARCA.com alguien que se siente un afortunado "por haber podido alargar la carrera hasta los 37 años".

Palomares, en cuyo palmarés lucen cuatro victorias de etapa (Volta a Terras de Santa María, Regio-Tour, Vuelta a Gran Bretaña y Vuelta Ciclista a Chile) además del GP Correios de Portugal, un Trofeo Joaquim Agostinho y un Premio a la combatividad en la Vuelta a España de 2011, sigue «reubicándose» tras despedirse del ciclismo profesional. "No es fácil tomar un camino después de estar toda una vida dando pedales. Quiero seguir de una manera u otra ligado al mundillo, así que estoy valorando opciones", expone alguien que ejerce como comercial por su zona de una marca deportiva creada por Ezequiel Mosquera además de su trabajo en la escuela de ciclismo del pueblo junto a David Albelda.

Fue precisamente el ex futbolista quien le animó a volver a montarse en el sillín "cuando más desmotivado estaba". "Él me ha devuelto la ilusión por la bicicleta. Le conocía de haberlo visto por aquí, pero no teníamos relación. Un día coincidimos y me dijo que tenía ganas de entrenar, que si le echaba una mano. Al final hemos creado una buena grupeta además de recuperar el Club Ciclista La Pobla Llarga. No sólo queremos correr, sino también ayudar a los chavales a que puedan crecer en este deporte", cuenta de forma humilde.

Gracias a sus consejos, Albelda se está poniendo a tono para la 'Quebrantahuesos'. "Me ha sorprendido su nivel porque está realmente bien. Es un tipo que ha hecho deporte toda la vida, así que tampoco le cuesta demasiado. Tiene poderío, en un puerto largo igual no aguanta pero en las rampas cortas y en el llano se ve que tiene muchísima potencia y rapidez. No se le ve torpe, tiene habilidad para haber montado tan poco", advierte alguien que ya piensa con su papel en la prueba cicloturista. "Fue él quien nos lo propuso y ahora estamos muy ilusionados. Seguro que al final acabamos picándonos con nuestras marcas", concluye entre risas.

En Twitter @nacholabarga

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon