Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De 'milagroso' Zidane a un simple Benítez

El Economista El Economista 04/10/2016
Zidane, tras el empate ante Las Palmas. © Reuters Zidane, tras el empate ante Las Palmas.

Todo lo que sube, baja. Y si no que se lo digan al entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, que si hace pocas semanas celebraba su racha de victorias seguidas en Liga, igualando con 16 triunfos el récord de Guardiola, ahora ve cómo su equipo no acaba de carburar y se pierde en una maraña de empates que le dejan con 15 puntos en la competición doméstica.

Aunque con estos puntos el Madrid es co-líder junto al Atlético y no cuenta con ninguna derrota en su casillero, esta cifra tan sólo consigue igualar el arranque liguero del año pasado de Rafa Benítez, quien a la postre fue destituido al evidenciar el equipo unos síntomas de anquilosamiento que amenazan ahora con cercenar el planteamiento de Zidane.

Aunque el técnico galo cuenta con el aval de haber sabido gestionar mejor el ego de sus estrellas que su predecesor y de haber conseguido la undécima Copa de Europa para el equipo además de haber protagonizado una racha de resultados que dio opciones al Madrid de haber ganado la Liga pasada hasta la última jornada, poniendo en apuros al Barça, los primeros compases de este curso no están de su lado.

Pese a que el equipo comenzó con buenas sensaciones aplastando a la Real Sociedad en Anoeta con unos grandes Bale y Asensio, diferentes factores han hecho que el juego del plantel vaya perdiendo fluidez y que los empates hayan sucedido a las victorias.

Una de las razones fundamentales ha sido la pérdida de Casemiro en el centro del campo. La lesión del jugador, que le ha hecho perderse hasta el momento cuatro jornadas de Liga no ha ayudado precisamente a Zidane, que desde el año pasado lo ha convertido en el faro del equipo y la referencia por la que pasa el tráfico del Madrid.

A esta circunstancia se ha sumado también la lesión de Modric, que ha sido la puntilla, como se vio el pasado fin de semana ante el Eibar. Sin estos dos jugadores el equipo pierde a sus dos referencias, tanto la de equilibrio como la creativa, y sufre en el centro del campo con un Kroos que no puede con todo y unos recambios como Isco o James que no levantan cabeza, pese a que el rendimiento del colombiano en algún partido previo daba pie a la esperanza.

Sin embargo, lo que más se reprocha a Zidane, informa el diario As, es su denodada apuesta por la 'BBC', una especie de 'obligación' que ya ha perjudicado a más de un entrenador del Real Madrid. Con un Cristiano que no ve puerta con la asiduidad de otras ocasiones y con un Benzema en horas más que bajas, toda la responsabilidad cae sobre Bale, quien no encuentro todo el juego asociativo que quisiera con sus dos compañeros.

Desde diferentes estamentos del club, de la directiva a la grada, se espera que Zidane haga una fuerte apuesta con Morata para buscar alternativas arriba y vuelva otorgar la responsabilidad en el ataque a jóvenes valores como Lucas Vázquez o Marcos Asensio, quienes en el primer tramo de Liga demostraron su buen hacer. Hasta que recupere efectivos, es notorio que Zidane tiene que hacer cambios. Un quinto empate sería un traspiés que hundiría al equipo en una depresión mayor.

De momento, el galo tiene casi dos semanas, aprovechando el parón de selecciones, para reordenar su planteamiento e intentar recuperar jugadores. El próximo rival será el Betis en casa, una visita en la que el Madrid ya falló el año pasado con un emapte a un gol que evidenció no pocas carencias en el equipo.

MÁS EN MSN

-La 'dictadura' de Guardiola en el City

-Recado de Isco al Real Madrid

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon