Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Debemos levantar la cabeza"

AS AS 01/05/2014 DPA

Dos días después de asumir la responsabilidad por la eliminación del Bayern Múnich en semifinales de Liga de Campeones europea ante el Real Madrid, el entrenador Josep Guardiola busca seguir adelante sin cambiar su filosofía de juego.

El técnico se tuvo que afanar hoy durante el primer día de trabajo tras la dura derrota ante los blancos para levantar los ánimos de los jugadores en la cuenta atrás de la otra gran cita de la temporada: la final de la Copa Alemana ante el Borussia Dortmund el 17 de mayo en Berlín.

En el entrenamiento de hoy y de manaña de cara al partido del sábado ante el Hamburgo, Philipp Lahm y compañía tienen que volver a recuperar el ritmo.

"Tenemos que conseguir volver a ponernos en marcha", aseguró el internacional alemán, Thomas Müller, tras decir adiós a la defensa del histórico triplete de la pasada temporada cuando se alzaron con la Liga Alemana, la Copa Alemana y la Liga de Campeones.

"Nos han castigado", se lamentó por su parte Arjen Robben al mismo tiempo que recomendó: "Aceptarlo, llorar y seguir con la vida. Debemos levantar la cabeza. Aún nos queda la final de la Copa Alemana".

El primer partido de liga después de caer eliminados esta semana será "un encuentro difícil", reconoció el portero del equipo, Manuel Neuer, consciente de que el club llega con la moral muy baja y que el Hamburgo se juega la permanencia en primera división.

Guardiola ya mira al futuro. Su mayor derrota como entrenador, la más abultada sufrida en casa en la historia europea del Bayern Múnich, no quedará sin consecuencias. El español quiere adaptar al equipo a su manera de juego de manera aún más radical.

"Ahora no tengo argumento alguno para mis ideas", reconoció en el momento de la derrota 4-0 en el Allianz Arena esta semana. "Fue un enorme error del entrenador". Sin embargo, no ve alternativa: "No puedo hacer un tipo de juego que no siento. Debemos discutir sobre ello".

El español abrió el debate con una frase que le podría salir carar al club. "Debemos plantearnos si esto (su sistema de fútbol) es la mejor receta para estos jugadores".

Una cosa está clara y es que el dinero no es problema. Sólo en la Liga de Campeones el Bayern ha recaudado más de 50 millones de euros. Sin embargo, el presidente de la cúpula directiva, Karl-Heinz Rummenigge, advierte de la necesidad de seguir siendo racionales.

"Sacudirnos brevemente, lamer las heridas rápidamente y contener los nervios", son las recomendaciones de Rummenigge y del director deportivo, Matthias Sammer.

Los bávaros deberán conformarse ahora con conseguir un doblete. "Daremos con la respuesta adecuada para conseguir cerrar una buena temporada con la victoria en la Copa Alemana", aseguró Sammer, que pidió que no se condene al equipo. "No se lo merecen".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon