Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Dejamos que jueguen con sus juguetes, a menos que los rompan"

Marca Marca 29/05/2014 marca.com
f1 / Mercedes muestra su filosofía con Rosberg y Hamilton © f1 / Mercedes muestra su filosofía con Rosberg y Hamilton f1 / Mercedes muestra su filosofía con Rosberg y Hamilton

Toto Wolff, director ejecutivo de Mercedes, volvió a referirse a la polémica que se ha desatado en el equipo alemán con sus dos pilotos, Nico Rosberg y Lewis Hamilton, tras lo sucedido en el pasado Gran Premio de Mónaco.

El jefe de la escudería quiso dejar claro que permitirán a sus dos pilotos pelear por el Mundial de Fórmula 1 siempre y cuando no vayan en contra de los intereses de Mercedes. Wolff hizo un curioso paralelismo para explicar la posición del equipo germano: "Dejamos que los niños jueguen con sus juguetes, a menos que los rompan".

Con esta declaración, el director ejecutivo de Mercedes mostró el deseo de que tanto Rosberg como Hamilton lleven la competencia al máximo pero sin rebasar límites. "Tienen una relación intensa, pero esa intensidad es normal. Son chicos competitivos que están luchando por el Mundial", aseguró.

"Tienen un coche competitivo con los mismos puntos fuertes y débiles por lo que luchan por tener una pequeña ventaja siempre que pueden", dijo Wolff.

El jefe de Mercedes también cree que se está hablando demasiado de la relación Rosberg-Hamilton y discrepa con los que opinan que es una competencia como la que protagonizaron Alain Prost y Ayrton Senna en McLaren: "Ha habido un montón de comparaciones con ellos pero la situación aquí es muy diferente".

Wolff insistió en la filosofía de Mercedes: "Nuestra filosofía es permitir competir a nuestros pilotos. Dejamos que los niños jueguen con sus juguetes, a menos que los rompan. Puede que haya tensión en las carreras pero los pilotos saben que no vamos a tolerar ningún incidente. Saben que no se representan a ellos mismos, y no sólo al equipo, también a los 300.000 personas que trabajan para Mercedes-Benz en todo el mundo".

También habló de la actitud de Hamilton tras la calificación en Mónaco: "Se sentía frustrado y es totalmente normal. Nunca estará contento si no es el primero. Pero se sacudió la decepción e hizo una carrera perfecta y eso que sólo podía ver por un ojo en la parte final del gran premio".

Seguir a @David_Padilla_

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon