Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Descalabro del Manchester United en la Champions

SPORTYOU SPORTYOU 08/12/2015
Descalabro del Manchester United en la Champions © Getty Images Descalabro del Manchester United en la Champions

Los peores augurios se cumplieron para el Manchester United de Louis Van Gaal, el único grande de Europa por nombre, que quedó eliminado en la fase de grupos de la Champions League. El Wolfsburgo le dio la puntilla, dándole la vuelta al marcador. El equipo inglés, que afrontó sin Wayne Rooney el trascendental envite, se adelantó con un buen gol de Martial, tras un sensacional pase de Juan Mata. Todo parecía ponerse de cara, pero la ventaja duró muy poco, al aprovechar Naldo un despiste defensivo en una jugada a balón parado y enganchar una volea, ante la que nada pudo hacer David de Gea. A partir de ese momento, el buen equipo alemán tomó el mando del partido y el equipo de Van Gaal se desangró en la sala de máquinas, donde Bastian Schweinsteiger y Fellaini no imponían la necesaria jerarquía. Una perfecta jugada, bien trenzada, y mejor finalizada por Vieirinha puso el 2-1 en el marcador.

Todos los fantasmas se le aparecieron a los 'Red Devils' que se subían por las paredes cuando en las postrimerías del primer tiempo comprobaban como el árbitro anulaba un gol de Lingard. Juan Mata se cruzó en la trayectoria de Benaglio, pero no tocó el balón, que se alojó en las mallas.

Benaglio, que ya sacó una mano salvadora tras un remate de Fellaini, se convirtió en una pesadilla, especialmente cuando Memphis Depay remató en precioso escorzo, pero el portero suizo respondió con un paradón. A pesar de no merecer la derrota, lo cierto es que el United fue un quiero y no puedo ante el marco alemán hasta el final del partido. Sus aficionados no daban crédito al resultado, mientras se aferraban a un gol del CSKA en Eindhoven que les diese el pase. Se quedaron a mitad de camino, como David de Gea, que tuvo que enmendar una incomprensible salida fuera del área, con un paradón al intento de vaselina de Schurrle, cuando volvía a su portería. El meta español salvó a su equipo de una goleada segura. El final del partido fue completamente loco, con el gol en propia meta de Guilavogui. Sin embargo, Naldo lo volvió a hacer a falta de cinco minutos y sentenció el partido con el 3-2 en el marcador final. Otra noche negra para la historia del Manchester United que tuvo orgullo, pero que sufrió una dura caída. Quien sabe si puede ser el principio del fin para Van Gaal como técnico del prestigioso equipo inglés.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon