Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Di María y Cavani para ganar la Champions League

SPORTYOU SPORTYOU 09/03/2016 David de la Peña
Di María y Cavani para ganar la Champions League © Getty Images Di María y Cavani para ganar la Champions League

El Paris Saint-Germain dio un paso adelante en su ambicioso proyecto cuando la temporada pasada eliminó al Chelsea en los octavos de final de la Champions League. Era el episodio que le faltaba a una plantilla conformada por enormes futbolistas para dar un paso adelante a nivel de mentalidad, de cara a afrontar el gran objetivo fijado desde que Qatar Investment Authority se hiciera con las riendas del club; ganar la Copa de Europa. El curso pasado se cruzó en su camino el Fútbol Club Barcelona de Messi, Neymar y Luis Suárez, pero a pesar de la enjundia del rival quedó claro que al equipo le faltaba una vuelta de tuerca para poder competir con los mejores.

El proyecto de Blanc en el PSG se ha basado en la posesión del balón. Salidas muy pausadas a través de Motta y Verratti, con un delantero centro -Zlatan Ibrahimovic- que pasa más tiempo en medio campo que dentro del área rival. Asociaciones lentas, mucha seguridad en el pase y tranquilidad antes de dar la estocada final. El curso pasado, si cabe, esta circunstancia se hacía más evidente teniendo en cuenta que uno de los tres atacantes solía ser Javier Pastore, un futbolista también enfocado al juego de apoyos y con escasa electricidad para desordenar a los rivales a través del regate.

Ángel Di María para encender la chispa

En ese contexto ha llegado al equipo Ángel Di María. El ex del Real Madrid es un hombre que basa su juego también en pedir la pelota al pie, pero todo lo que sucede después es diferente. El argentino añade desborde y verticalidad, y además se adapta a diferentes exigencias. Si el rival está replegado, él puede recibir en todo el ancho de medio campo -aunque su posición de partida sea la banda derecha, en el PSG tiene total libertad- y regatear. Si no lo está, sus conducciones a toda velocidad añaden opciones de contragolpe. Una pieza así en una eliminatoria de Champions League es un valor añadido que probablemente saldrá a relucir en Stamford Bridge

La dependencia de Edinson Cavani

La pregunta es si al PSG le dará para competir contra los mejores con un déficit relevante; su falta de acierto con la portería rival. En el Santiago Bernabéu quedó claro que es un problema evidente, y la explicación parece sencilla. Zlatan Ibrahimovic, el hombre con más capacidad de definición, no es el que normalmente queda mano a mano con el portero. Él baja a medio campo y es clave en la red asociativa del equipo, pero quien rompe al espacio es Edinson Cavani. El uruguayo es un jugador fantástico para, a través del desmarque, conseguir quedar mano a mano con el portero, pero su ratio de acierto no es demasiado elevado, ya que le falta algo de pausa y finura. No obstante, fue decisivo en la ida frente al Chelsea entrando desde el banquillo, y desde luego si está acertado en el remate el PSG culmina un sistema de juego que sí parece lo suficientemente consistente como para eliminar a cualquiera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon