Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Doellman lanza al mejor Valencia de la historia

Marca Marca 03/05/2014 Efe

El Valencia Basket se impuso hoy al Bilbao Basket en la jornada 30 de la Liga Endesa en un encuentro en el que, tras un buen arranque, sufrió en el tramo final para sumar su décima victoria y rubricar la que ya es, con 27 triunfos, la mejor fase regular de su historia.

La inercia de su espectacular partido el pasado jueves ante el Unics Kazan bastó al Valencia para hacerse con las primeras ventajas ante un Bilbao Basket, incapaz desde el primer momento de aguantar la 'velocidad de crucero' de los locales.

Al anular Vladimir Lucic a Alex Mumbrú, el equipo vasco se bloqueó en ataque, todo lo contrario que el conjunto valenciano. Justin Doellman y Rafa Martínez fueron los primeros en golpear con sus canastas la fría defensa del Bilbao (24-10, minuto 8).

Pero, pese a la innegable superioridad local, el equipo vasco no se vino abajo. Supo esperar la previsible relajación de un equipo que el miércoles debe afrontar el partido de vuelta de la final de la Eurocopa para meterse en el partido de la mano de la calidad de Germán Gabriel y el pundonor de Álex Mumbrú (37-32, minuto 28).

Velimir Perasovic trató de despertar a su equipo con un par de tiempos muertos y con una defensa zonal 1-3-1, pero el Valencia ya no pudo conectarse al choque antes del descanso y se fue al vestuario con una renta pequeña para el dominio que había ejercido y con un tremendo enfado de su entrenador (42-36, m.20)

Pese a que durante un par de minutos pareció que el paso por los vestuarios devolvió la tranquilidad al Valencia, pronto volvió a sufrir problemas de concentración y entre Bertans y Markota siguieron reforzando la autoestima visitante, pese a la baja de Raúl López, que no jugó en toda la segunda parte (56-53, minuto 26).

Pero Oliver Lafayette no dejó que su equipo se complicara más la vida. Se hizo con el timón, subió las pulsaciones de su equipo y encontró en Ksystof Lavrinovic, más fresco tras no haber jugado el jueves, el socio que necesitaba para volver a coger aire en el marcador. La gran defensa de Pablo Aguilar y Vladimir Lucic, completó el trabajo.

Ya con el marcador controlado, el Valencia pudo cerrar sin complicaciones la que ya es la décima victoria consecutiva en la liga y no cargó de minutos a ninguno de sus jugadores ante el segundo partido de la final, que disputará el miércoles en Kazan.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon