Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dolgopolov, el tenista impredecible

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 24/04/2014 Lluís Carles Pérez
© Image MundoDeportivo.com

Lamentablemente, Alexander Dolgopolov pasó de puntillas por Barcelona. Uno de los tenistas de moda del circuito, el ucraniano debía ser protagonista después de conseguir resultados muy interesantes esta temporada. Número 22 mundial, admitió semanas atrás que estaba jugando "el mejor tenis" de su vida. Así se entienden victorias sobre Rafa Nadal (1º), Stanislas Wawrinka (3º) o David Ferrer (5º) que desembocaron en semifinales en Indian Wells, cuartos en Miami o final en Río.

Sin embargo, Dolgopolov ofreció una versión arisca en el RCT Barcelona, donde ayer fue abucheado por el público durante su partido con Albert Montañés. 'Dolgo' protestó reiteradamente con aspavientos y malas palabras, chocó su raqueta contra el suelo y recibió un 'warning' del juez de silla. Tuvo que venir incluso el supervisor del torneo para reconducir la situación. En esas condiciones, la afición celebró con más ahínco la victoria de Albert. Derrotado, Dolgopolov no mejoró su actitud al negarse a atender a la prensa a pesar de que tenía programada una entrevista con MD y otros medios.

De hecho, siguió la tónica de los últimos días, donde se mostró demasiado divo quejándose por cualquier cosa, según observaron testigos directos. Como 'Dolgo' decidió callar, no se supo qué le pasaba.

Más allá de este mal día, Alexander posee virtudes suficientes para encandilar al público y subir en el ranking aportando además un juego distinto al patrón habitual. Riesgo, golpes variados y sutilezas técnicas forman parte de su ADN deportivo, de ahí que sea un buen imán para la afición. "Es un jugador loco en el sentido de que puedes esperar todo de él. Puede hacer un golpe ganador desde cualquier sitio de la pista. Puede jugar muy agresivo, muy rápido, es un tenista especial", dice de él Nadal.

"Intento jugar de forma impredecible y que mis rivales se sientan incómodos", asegura 'Dolgo'.

Alexander está brillandoen un año sangriento para su país, inmerso en una crisis social y política muy cruenta con la Rusia de Putin. El propio tenista colgó un vídeo en internet pidiendo la paz en Ucrania. "No se trata de política, se trata de la vida de la gente", reclama en una filmación en la que participaron otros tenistas como Nadal, Djokovic o Murray.

Sascha, como le llaman su familia y amigos, tenía muchos números para ser tenista porque desde niño jugó y se empapó del ambiente del circuito yendo con su padre a los torneos. Oleksander, ex tenista, es entrenador y tuvo como discípulo más destacado a Andrei Medvedev, que llegó al nº 4 mundial en 1994 y disputó la final de Roland Garros de 1999. Ganó 11 títulos, entre ellos el Godó'93.

Máximo potencial

La madre de Dolgopolov, Elena, también fue una gimnasta de élite, medallista europea. Su padre, que está estos días en Barcelona con su hijo, le formó como tenista y el australiano Jack Reader le cogió el relevo durante cuatro años a partir de 2009. "Mi padre sabe muchísimo de tenis, puede ver cómo tiene que jugar cada tenista para llegar a su máximo potencial".

Él, de momento, suma dos títulos y cuatro finales. "Ahora me estoy tomando el tenis más seriamente. Me concentro más en el juego que en otras cosas alrededor", afirma. Ayer no dio ejemplo, pero si cumple sus palabras su ascensión parece muy probable.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon