Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Domínguez: "Conmigo ha habido falta de humanidad"

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 08/12/2016 sportyou
Domínguez: 'Conmigo ha habido falta de humanidad' © Getty Images Domínguez: 'Conmigo ha habido falta de humanidad'

Álvaro Domínguez ha vivido un auténtico calvario en estos últimos meses. Obligado a dejar el fútbol con tan solo 27 años por una lesión en la espalda, el exjugador del Borussia Monchengladbach asegura que llegó a llevar una vida de "inválido" fuera del campo. "Con el paso del tiempo tuve que empezar a pedir a mis amigos que me hicieran la compra, la comida...", confesó en una entrevista para 'Marca'.

El central cuenta que en el club alemán nunca le llegaron a detectar la gravedad de su lesión y que fue en una resonancia en Madrid cuando le dijeron por primera vez que su problema "era muy complicado". Pese a ello, siguió jugando varios partidos, empujado por un nuevo entrenador que le dijo que le necesitaba en el equipo: "Antes de los partidos me despertaba con dolor y me tenía que poner a estirar a las tres de la mañana. Para jugar hacía una hora de entrenamiento previo para aliviar el dolor y, aún así, hasta los 20 minutos no estaba listo. Luego, con la adrenalina, no me enteraba de nada".

Las consecuencias eran que fatales: "Terminaba de jugar, me iba a casa y me metía en la cama, que era lo único que me aliviaba. No lo he pasado tan mal en mi vida". Finalmente, decidió buscar una solución por su cuenta y, tras una visita a un prestigioso doctor, tuvo que pasar por el quirófano: "Me reuní con el director deportivo, el entrenador, el doctor y el vicepresidente del club. Les explico que es muy grave lo que tengo y que me podía quedar paralítico si seguía jugando. Tenía tres hernias lumbares salvajes. Ellos me piden que lo aplace, que me regule y que lo deje para Navidad. Yo me niego porque no puedo ni andar y me opero".

Domínguez asegura que "los servicios médicos del Borussia no estaban a la altura de un equipo de élite" y que, pese a ello, el club solo le ofreció pagarle el 30% de los tratamientos que él seguía por su cuenta: "Tenía la sensación de que había estado ahí cuando el club más lo necesitaba y ellos me habían dejado tirado tras matarme por el equipo y morirme luego en casa de dolor. Yo ofrecí mi salud por el equipo y ellos sólo pensaban en ahorrarse seis semanas de mi salario". Finalmente, el club aceptó costear los gastos de su osteópata personal y ya tuvo que dejar el fútbol en un segundo plano. Le pusieron dos prótesis que le aliviaron parte del dolor, aunque sigue buscando tratamientos en busca de una vida normal.

"A lo mejor no nos hemos tomado esta lesión tan en serio como se merecía", fueron las palabras del director deportivo del Gladbach cuando Domínguez les comunicó que dejaba el fútbol. "Conmigo ha habido falta de humanidad. Nadie se ha preocupado ni se ha ofrecido a costearme siquiera los médicos. Creo que en España esto nunca me hubiera pasado. En el Atlético no me habrían dejado jugar en mis circunstancias. En el club, en Alemania, me han demostrado muy poco. No se puede tratar así a un trabajador", sentencia el ya exfutbolista.

Más en MSN:

-Alvaro Domínguez: «Si Laporte jugara en el Schalke no iría a la selección»

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon