Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Donde todo empezó

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 24/04/2014 Ángel López
© Image MundoDeportivo.com

La Real retorna pasado mañana al lugar donde empezó todo, donde se empezó a escribir la bonita historia de este equipo con trazas europeas y garantía de competitividad.

Es imposible saber qué hubiese pasado con este equipo en el caso de que el larguero de la portería más cercana al centro de Sevilla del Benito Villamarín, en lugar de acoger el balón que había chutado Iñigo Martínez desde su propio campo, lo hubiese escupido. Pero ese cuero impulsado con las entrañas por el central en el minuto 91 de aquel encuentro del 27 de noviembre de 2011 entró. Y la Real ganó 2-3. Y Philippe Montanier, que un segundo antes estaba destituido, mantuvo su cargo. Y la Real ganó la semana siguiente al Málaga 3-2 también in extremis. Y desde aquel encuentro firmó una puntuación de Champions League para terminar la Liga sin agobios, duodécima, habiendo llegado a esa jornada 14 en el puesto de colista.

Los números atestiguan que ese día en el campo del Betis hubo un punto de inflexión en la trayectoria de la Real. En 98 encuentros repartidos en tres temporadas -los 26 últimos de aquella, los 38 de la pasada y los 34 que se llevan disputados de la actual-, el balance es notablemente positivo: 43 victorias, 29 empates y 26 derrotas. Arroja una media de 1,61 puntos por encuentro, que, proyectada a los 38 partidos de una temporada, da un promedio de 61 puntos por campaña. Es el puntaje con que el Valencia, por ejemplo, fue a la Champions como tercero en la campaña 2011/12. Esta temporada tiene pinta de que servirá para ser sextos. Es evidente que es una media de equipo europeo, con miras a la máxima competición.

La temporada pasada fue de Champions, con esa cuarta plaza y los jugosos 66 puntos cosechados, y en la presente, la Real prácticamente ha certificado su presencia en la Europa League y falta por saber si lo hará sin rondas previas (como quinta), con una (sexta) o con dos (séptima).

Simbolismo con Vela

Tuvo mucho de simbólico ese partido en el Benito Villamarín, entre otras cosas porque Carlos Vela anotó su primer gol y dio su primera asistencia en la Real. Desde entonces, en dos años y medio ha anotado 39 tantos en Liga y 28 asistencias. De hecho, el maya es el máximo artillero realista desde aquel duelo, con esos 39 'txitxarros'. No se quedan lejos ni su amigo Griezmann (33), ni Agirretxe (27), pero sí el resto de compañeros.

La locura se desató tras ese partido de 2011 entre los jugadores de la Real. Fue un 'match ball' superado por su entrenador y un balón de oxígeno para todos, provocado por un gol que no se ha vuelto a repetir en toda la Liga. Iñigo ya lo había hecho ante el Athletic. Éste fue más agónico, empujó el esférico con todo el cuerpo, tras robar él mismo la pelota. El Benito Villamarín tiene pinta de ser un funeral local el sábado. Otra historia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon