Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dos jugadores de Boston Celtics, ingresados en el hospital

Logotipo de BASKET4US BASKET4US 03/01/2017 Pablo Lopez
Boston Celtics envía a dos de sus jugadores al hospital © BASKET4US Boston Celtics envía a dos de sus jugadores al hospital

Boston Celtics, uno de los equipos con mejor promedio esta campaña, ha vivido unos días bastantes extraños, luego de que tuviera que combatir con una serie de enfermedades que han hecho que su entrenador, Brad Stevens no pueda contar con al menos dos de sus jugadores.

Marcus Smart y Tyler Zeller fueron ingresados al Hospital Bautista de Nueva Inglaterra, el primero por cuenta de un virus estomacal y el segundo, al parecer por un problema nasal, hecho que evidentemente ha perjudicado su balance deportivo. Por cuenta de esto, el entrenador de este equipo dio su balance sobre este tema.

Boston Celtics busca solucionar a sus problemas fuera de la cancha

"Marcus, él tiene el insecto que ha estado dando vuelta -insecto gastrointestinal. Tyler tenía una infección del oído y alguna sinusitis desde hace un tiempo", aseguró el coach de los Celtics. Por otra parte manifestó que Zeller "estaba realmente sintiéndose mal el domingo, más incluso que en las últimas dos semanas, y él ha estado lidiando contra eso por un tiempo. Esperemos que ellos reciban el alta pronto y puedan unirse a nosotros lo antes posible".

Asimismo, el entrenador dijo: "Hemos tenido miembros del personal, jugadores -todo el mundo ha sido atacado por esta situación. Es una de esas cosas que suceden cuando se pasa tiempo juntos. Jay Larranaga se perdió los dos últimos partidos y nadie preguntó, yo le dije eso también, que él lo tenía (el insecto estomacal). Es algo que ha estado dando vueltas".

Sobre este mismo caso, Avery Bradley, uno de los jugadores más importantes de la franquicia indicó que el pasado viernes también se sintió mal y tuvo que ser atendido por los médicos. Pese a esto, manifestó que todavía no se siente al 100%, pero dio a entender que su mejor motivación es volver a pisar una cancha. "Sinusitis, garganta, simplemente estaba cansado, no me sentía bien, tosía, tenía fiebre, de todo", apuntó el basquetbolista.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon