Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dwyane Wade no quiere oír hablar del anillo

BASKET4US BASKET4US 13/10/2016 Pablo Lopez
Dwyane Wade no quiere oír hablar del anillo © BASKET4US Dwyane Wade no quiere oír hablar del anillo

Dwyane Wade llegó a Chicago Bulls con el único objetivo de ver a esta franquicia lo más arriba posible de la clasificación general de la NBA, razón por la cual le apostará a llevarlos hasta los playoffs, lugar que abandonaron el curso anterior por varios problemas que terminaron por pasarles factura al final de la regular season.

Es por esto que el jugador en una reciente declaración aseguró que "estamos centrados en mejorar cada día hasta volver a ser un equipo de playoffs de nuevo", un hecho que evidentemente se ha convertido en la principal obsesión del jugador, aunque también tiene claro que "viniendo de no alcanzar ni siquiera los playoffs, no puede pensar ni tener como meta ganar el campeonato".

Entendiendo esto, pese a que varios aficionados hablan sobre el sueño de ver con el anillo a su equipo, al interior del mismo parecen estar con los pies en la tierra, entendiendo que las ausencias de varios referentes seguramente afectarán al desarrollo deportivo de la franquicia.

Dwyane Wade quiere ser un mentor para los nuevo jugadores

Incluso, desde su llegada a Chicago ha confesado que se siente cómodo con sus nuevos compañeros, porque el esquema usado lo siente conocido desde su etapa en Miami, fue claro al decir que “el objetivo es seguir siendo eficaz durante el tiempo que pueda. Estoy en el momento. Tengo que venir aquí y probar no sólo a mis entrenadores, pero tengo que ayudar a mi equipo a que sean mejores”.

Asimismo, Dwayne contó que lo más importante en esta etapa en Chicago será poder transmitirle un mensaje a todos los jóvenes, quienes seguramente podrán aprender tanto de él como lo hizo de quienes fueron sus referentes algún día. “Estoy aquí a los 34 tratando de mantenerme al día con estos chicos jóvenes. Ellos van a venir después de mí. Así que tengo un montón de trabajo que hacer”, anotó.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon