Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ecuador vuelve a la normalidad tras la cruel derrota ante Suiza

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 17/06/2014 EFE

Viamao (Porto Alegre), 17 jun (EFE).- La selección de Ecuador volvió a trabajar hoy con el animo renovado tras la dura derrota que sufrió ante Suiza, que ganó al conjunto de Reinaldo Rueda en el último minuto del primer partido que disputó el cuadro sudamericano en el Mundial de Brasil.

El 2-1 que marcó Haris Seferovic, a un instante del pitido final, dejó fuera de juego a un equipo que poco antes pudo ganar con una ocasión perdida. Las caras de los jugadores después del choque eran un poema. Casi ninguno fue capaz de hablar ante los medios de comunicación para expresar sus sentimientos.

Al día siguiente, ya en el complejo de Vila Ventura, en la localidad de Viamao, Ecuador decidió cerrar las puertas a medios de comunicación y aficionados para el primer entrenamiento posterior a la dura derrota.

En él, los jugadores hicieron un trabajo de recuperación moral y física. Pero sobre todo del primer aspecto. A lo largo del día dieron muchas vueltas a la forma en la que se perdió el partido y necesitaron un día entero para recuperar toda la moral perdida.

El golpe fue fuerte, pero parece que Ecuador ya se ha levantado. En la siguiente sesión de trabajo, la de hoy, volvieron las sonrisas a las caras de los jugadores, que se emplearon a fondo en una sesión que la prensa pudo contemplar durante casi una hora.

En ella, Reinaldo Rueda, pero sobre todo su preparador físico, Carlos Velasco, se emplearon a fondo con sus jugadores. Velasco estuvo encima de todos, no dejó respirar a ninguno y los mantuvo firmes a base de ejercicios y gritos.

Sus órdenes sonaron por todo el complejo de Vila Ventura y sus hombres, los 23 al completo, sin ningún lesionado, completaron el día de trabajo sin ningún contratiempo. Y, además, todos con una sonrisa en el rostro que demostró la recuperación de un grupo que se la juega ante Honduras el próximo viernes. Una derrota podría significar el adiós de la "Tri" del Mundial de Brasil.

El estado físico de los jugadores es muy bueno y así lo reconoció Velasco antes de iniciar la sesión. "Hicimos un control medico biológico y ha sido muy coherente con los tiempos que se han marcado todos. Gozamos de un excelente estado de salud. Han evolucionado satisfactoriamente. El caso de Cristhian Noboa, de Felipe Caicedo, de Jefferson Montero, de Alexander Domínguez y de Jaime Ayoví es muy positivo", dijo.

Todos esos jugadores, que estaban algo tocados físicamente antes del primer partido, están en perfecto estado para enfrentarse al rival teóricamente más fácil del todo el grupo de Ecuador.

"El grupo respondió lo normal por cómo se pierde. Hemos tenido retroalimentación a nivel interno. Lo hecho está hecho no hay que pensar en lo pasado", recalcó Velasco, mano derecha de Rueda en la selección.

A tres días del partido, Ecuador parece haber superado un momento trágico, el que protagonizó Haris Sefarovic, que dejó sin habla a millones de ecuatorianos que esperaban sumar por lo menos un punto en su estreno. Ahora, en breve, intentarán conseguir tres contra Honduras. Sus jugadores ya están preparados para ello.

jjl/og

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon