Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Efimova, repudiada por todos

SPORTYOU SPORTYOU 09/08/2016
Efimova, plata entre críticas y abucheos © Getty Images Efimova, plata entre críticas y abucheos

Yulia Efimova recibió entre abucheos del público y críticas de sus compañeras la medalla de plata que conquistó en la final de 100m braza de Río 2016. La nadadora rusa compartió podio con las estadounidenses Lilly King y Katie Meilli, que fueron aclamadas en el centro acuático. Efimova no corrió la misma suerte. Los gritos de "¡No más dopaje!" se pudieron oír bien claro. Ella esperaba algo así: sucede cada vez que anuncian su nombre por megafonía.

En 2014, a sus 22 años, Efimova dio su primer positivo por dopaje debido al DHEA, una hormona esteroide que le acarreó una suspensión de seis meses y el retiro de las dos medallas de oro conseguidas en el Mundial de Barcelona 2013 (50m y 100m braza, récord incluido en la primera). El segundo es reciente. El mismo meldonium que ha apartado a Maria Sharapova de las canchas le acarreó a ella una sanción, esta vez provisional, que más adelante le fue retirada de manera cautelar. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) investiga todavía si realmente se trata de una sustancia dopante. Ella admite que lo consumió, pero antes de su inclusión en la lista de sustancias prohibidas, el 1 de enero de 2016.

A Río 2016 por los pelos

En principio, Efimova no constaba en la lista de atletas rusos vetados por el dopaje de estado, ya que apeló ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y éste le permitió inscribirse a última hora en los 100m braza de Río 2016. Su trayectoria reciente le ha granjeado la enemistad de otras nadadoras, que la han tachado de tramposa en más de una ocasión. La lituana Ruta Meilutyte no se ha mordido nunca la lengua a la hora de criticar la impunidad que, a su juicio, le ha concedido la Federación Internacional de Natación (FINA). La propia Lilly King le ha dejado una indirecta bien clara en sus declaraciones tras batirla en la final en un gran sprint, récord olímpico incluido. "Podemos seguir compitiendo limpias; así es como debería ser".

Efimova también dejó algunas palabras tras la final, cuando fue preguntada por la reacción del público. "Ahora mismo me siento muy feliz por todo el equipo que ha estado conmigo durante el pasado medio año". "Esto es mejor, es lo que realmente prefiero después de todo. No puedo explicarlo".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon