Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ejemplar

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 26/04/2014 Joan Josep Pallàs

Tito Vilanova no rebosaba carisma pero caía bien porque era discreto, tranquilo y honesto, tres rarezas de hombre bueno que sobresalen en un mundo repleto de exhibicionistas, vanidosos y mentirosos. Se ha marchado el entrenador del Barça dejando atrás una imagen de sencillez a la ampurdanesa, de la que no abunda, en silencio, dejando eso sí el más ruidoso de los legados futbolísticos en forma de una Liga de 100 puntos que costará superar.

El cáncer, cruel y arbitrario, se lo ha llevado. Se pierde una persona que nunca pareció querer molestar. Decente. Si fuésemos todos un poco como Tito, más reservados en todos los ámbitos de la vida, más constructivos, en especial en las redes sociales que sirven de refugio a aunténticos tarados, es probable que todo nos fuera un poco mejor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon