Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Al-Jazira quiere a Xavi si el Barcelona le cierra la puerta

AS AS 23/05/2014 Moisés Llorens

Mansour bin Zayed Al Nahyan, propietario del Al Jazira y del Manchester City, es uno de los muchos enamorados de Xavi. Tanto que hace tiempo que trata de seducirle para que lidere la franquicia comprada en la MLS (será el 20º equipo de la competición) a partir de 2015, aunque ahora el panorma puede cambiar.

Ante la fragilidad de las palabras de Luis Enrique sobre el futuro de Xavi pronunciadas el día de su presentación (“ya llegará el momento de sentarnos a hablar. Tendremos que esperar y tomar decisiones”), la salida del medio puede avanzarse un año. El destino, en caso de que el futbolista no continuase en el Camp Nou sería el Al Jazira, club de Emiratos Árabes, entidad que lo vestiría de oro y le haría de puente antes de emigrar a EEUU, donde lideraría el proyecto iniciado con los New York Yankees.

A Xavi le quedan dos años de contrato con el Barça y su compromiso por seguir es latente. Ahora, eso sí, no quiere que le tomen el pelo. Si no cuentan con él, no hay problema; finiquito y fuera. Muchos ven un paralelismo entre lo que pasó en el Madrid con Raúl: con contrato en vigor, el club permitió que se fuera a un equipo de menor rango: el Schalke 04. Cosas.

Xavi siempre se mostró tranquilo ante su futuro en el Camp Nou: tiene dos años de contrato. © Fernando Zueras Xavi siempre se mostró tranquilo ante su futuro en el Camp Nou: tiene dos años de contrato.

En el vestuario están seguros de que seguirá

Fuentes del vestuario azulgrana consultadas por AS están convencidas de que el jugador seguirá en el Barça. “Aunque Luis Enrique sabe de qué va todo esto, Xavi es vital para el equipo y clave en el engranaje del juego. Ojalá siga”. La idea del futbolista será esperar a que el entrenador lo cite, posiblemente antes del Mundial, para mantener la decisiva reunión. La idea es evidente: si una de las dos partes decide no continuar, debe haber un margen de maniobra suficiente como para poder encontrar un jugador similar en el mercado (algo imposible), a no ser que Luis Enrique considere que en la actual plantilla o en La Masía no haya un relevo natural que pueda cumplir. Xavi es referencia y pese a las reformas, pocos ven un proyecto sin el medio. ¿Y Luis Enrique? En poco, la respuesta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon