Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Alavés asalta el fortín del Barça

SPORTYOU SPORTYOU 10/09/2016 sportyou
El Alavés asalta el fortín del Barça © Getty Images El Alavés asalta el fortín del Barça

Sorpresa en el Camp Nou. El alavés se llevó los tres puntos en su visita al estadio del Barcelona porque fue mejor y supo maniatar a un rival que saltó al campo con un once poco habitual y terminó con toda la artillería.

Luis Enrique se decantó por enseñar la famosa despensa. Dejó en la grada a Piqué y a Sergi Roberto y se rodeó en el banquillo de Luis Suárez, Leo Messi, Iniesta y Jordi Alba. La prueba dio el resultado esperado. No el deseado por el entrenador. Ya se sabe que este tipo de experimentos conllevan mucho riesgo. Si salen bien elevan a los altares al diseñador pero si canta la gallina...

La realidad es que el Barcelona se atascó ante un ordenado Alavés en la primera parte. Fue incapaz de interpretar y ofrecer soluciones al entramado defensivo del rival. Con un juego plano, estático y sin profundidad cayó en la trampa de lo previsible. El Barcelona, además, se empecinó en canalizar el ataque por la zona central, donde al Alavés el resultaba más fácil destruir.

Ante la impotencia del Barcelona, el Alavés se animó a explorar las vías que dejaban los laterales avanzados. Una ellas acabó en saque de banda y en esa jugada llegó el tanto de Deyverson al adelantarse a Mascherano. El mazazo llegó hasta el descanso, donde a buen seguro hubo tormenta dialéctica de Luis Enrique.

En el segundo tiempo, el Barcelona entró con otra cara. Empató enseguida con un tanto de Mathieu y gozó de dos claras ocasiones para la remontada. No lo hizo y volvió a cometer los mismos errores que le costó el primer gol. Con una defensa de mantequilla regaló un balón a Ibai para que hiciese el segundo gol.

Volvió a saltar la sorpresa. Luis Enrique ya había metido a Messi e Iniesta y tuvo que tirar de Luis Suárez. Con toda la artillería, el Barcelona no carburó y acabó perdiendo el partido.

Barcelona, 1; Alavés, 2

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon