Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ambicioso plan con el que China quiere convertirse en una superpotencia del fútbol en 2050

BBC Mundo BBC Mundo 13/04/2016
Para 2020 las autoridades chinas quieren que 50 millones de niños y adultos practiquen el fútbol. © Getty Para 2020 las autoridades chinas quieren que 50 millones de niños y adultos practiquen el fútbol.

China también quiere un papel protagonista en el mundo del fútbol, el deporte más popular del planeta. Un plan presentado este lunes por el gobierno de Pekín y la Federación China de Fútbol tiene como objetivo que el país sea una "superpotencia mundial de fútbol" en el año 2050 y para ello quiere que 50 millones de niños y adultos estén practicando el deporte en 2020.

Para lograrlo van a invertir en infraestructuras para tener ese año al menos 20.000 centros de entrenamiento y 70.000 canchas. En 2030 quiere que haya una cancha por cada 10.000 habitantes.

China, el país más poblado del mundo, ya es una potencia olímpica y paralímpica, pero sólo se clasificó una vez para el Mundial de fútbol, en 2002. El presidente del país, Xi Jinping, es aficionado al fútbol y ya dijo en alguna ocasión que quiere que China participe en otra Copa del Mundo, organice un Mundial y lo gane dentro de 15 años. Según el plan, para el año 2020 el equipo masculino debería convertirse en el mejor de Asia, mientras que el femenino debería estar entre los mejores del mundo.

Más a largo plazo, para 2050, China desea ser "una superpotencia futbolística de primera clase que contribuya al mundo del fútbol internacional". Para entonces, habrá equipos en 100 ciudades del país, según el plan.

Corrupción e inversión

La selección de fútbol masculina china actualmente ocupa el puesto 81 de 204 países en el ranking de la FIFA, por debajo de naciones mucho más pequeñas como Haití, Panamá y Benín. La liga del país se ha visto sacudida por la corrupción en los últimos años. En 2013, 33 jugadores y dirigentes fueron sancionados por arreglo de partidos, aunque se han hecho esfuerzos por limpiar las estructuras.

Este año, la liga china gastó más de 300 millones de euros para comprar nuevos futbolistas, la mayor parte extranjeros. El plan presentado este lunes se conoce justo después de que China sorprendiera al ganar por 2-0 a Qatar, que estaba invicto, lo que permitió al equipo avanzar a la fase final de la zona asiática para la clasificación al Mundial masculino de fútbol de Rusia 2018.

MÁS EN MSN

-El tremendo enfado de Messi con Luis Enrique

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BBC Mundo

image beaconimage beaconimage beacon