Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El ascenso directo, el objetivo

AS AS 02/04/2014 Manuel Rosety
FUNDAMENTAL. Los dirigentes ven imprescindible el apoyo de la afición en esta recta final liguera. © SANCHOFOTO FUNDAMENTAL. Los dirigentes ven imprescindible el apoyo de la afición en esta recta final liguera.

El Sporting afronta las diez últimas jornadas con el objetivo de ocupar una de las dos plazas de ascenso directo, pese a que la derrota que sufrió el pasado domingo en Las Palmas lo alejó a cinco puntos del Deportivo, segundo clasificado y lo relegó al cuarto puesto, al ser superado por el equipo canario. Ese es el objetivo fijado por el Consejo antes del inicio de la competición y que mantiene en la actualidad.

El conjunto rojiblanco ya se enfrentó a los rivales directos y sólo le queda recibir al Tenerife en la última jornada, mientras que los tres primeros clasificados tienen enfrentamientos entre sí. Si la ventaja del Sporting es que ya se enfrentó a los que le anteceden en la clasificación, la desventaja es que sólo gana al Deportivo en el coeficiente particular y lo pierde con el Éibar y Las Palmas. También tiene mejor diferencia de goles que el Recreativo, que es el inmediato perseguidor.

Cuatro, lejos de casa. El Sporting tiene que disputar en El Molinón seis de los diez partidos que faltan, ante el Córdoba, Murcia, Lugo, Hércules, Barcelona B y Tenerife, mientras que las salidas pendientes son a Sabadell, Alcorcón, Miranda de Ebro y Zaragoza. Sobre el papel, el calendario es más accesible que el de los primeros clasificados, aunque el inconveniente es que en El Molinón cedió puntos en siete de las quince confrontaciones y sólo enlazó dos triunfos seguidos en una ocasión, cuando venció en Alicante y a la semana siguiente al Mirandés, en El Molinón.

El tono de juego ofrecido por el Sporting en Las Palmas, con una derrota a última hora, por un penalti protestado, serenó la inquietud que había en el Consejo con Sandoval, ya que el míster no acaba de encontrar un equipo tipo al que darle una continuidad. En Las Palmas, la alineación tuvo cuatro caras diferentes a la de la primera vuelta, con numerosas variantes en las formaciones y en el estilo de juego, que es lo que más se le discute al técnico madrileño.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon