Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Athletic respira tranquilo con Laporte y Gurpegi

Women's Health Women's Health 08/06/2014 Ainara San Cristóbal

El Athletic cerró la temporada como el cuarto equipo menos goleado de la Liga. Solo recibió 39 tantos en las 38 jornadas, el mejor registro en la historia del club bilbaíno desde finales de los ochenta. Una solidez defensiva que ha sido señalada en más de una ocasión por Ernesto Valverde como uno de los pilares maestros sobre los que se cimenta el puesto de Champions conquistado por los leones.

Conviene, por tanto, conservarlo intacto de cara a la próxima campaña. Y, aunque había cierta incertidumbre por las especiales circunstancias de dos de los principales artífices de esta mejoría, Carlos Gurpegi y Aymeric Laporte, los últimos acontecimientos transmiten tranquilidad en una parcela se antoja bien cubierta, al menos para la próxima campaña.

Equilibrio entre veteranía y osasía

La mezcla entre la veteranía del capitán y la osadía que nace de las espectaculares condiciones del joven central galo dieron origen a una estable y sólida pareja en el eje de la zaga bilbaína a lo largo de la mayor parte de la recién cerrada temporada. Los problemas físicos del navarro y los cantos de sirena que le han llegado al internacional sub-21 desde los equipos más poderosos del continente, no obstante, han mantenido en guardia a Txingurri para la reconfiguración de la plantilla de cara a la próxima campaña. Pero en las últimas fechas se aprecian señales positivas en ambos frentes.

Tranquilidad en torno a Laporte

En el caso de Laporte, la tranquilidad llegó el viernes, con la revisión al alza de su contrato anunciada en la web oficial del club. Este movimiento mejora las condiciones del central y, aunque no se alarga la duración más allá del ya pactado acuerdo hasta 2018, la cláusula de rescisión se eleva a 42 millones. Seis millones más que lanzan un mensaje claro a los equipos, por muy poderosos que sean, que se habían fijado en el galo. Es el caso del Bayern, el Barça y, según las últimas noticias llegadas desde la Premier, también del Arsenal y el Manchester United, que no habían pasado por alto las condiciones de este prometedor central que está llamando a las puertas de la selección absoluta de Francia con su enorme capacidad recuperadora, su excelente salida del balón y su dominio del juego aéreo.

"Será necesario reflexionar"

En una reciente entrevista concedida a L'Equipe, tras insistir en que se encuentra "feliz" en Bilbao, el canterano había dejado la puerta abierta a la posibilidad de cambiar de aires en un futuro todavía lejano: "Si un día hay que considerar una salida, será necesario reflexionar. Hasta el momento, sigo tranquilo". Pero, como se suele decir, un gesto vale más que mil palabras, y la firma en esta nueva adecuación de su contrato tiene el peso suficiente como para no preocuparse de este asunto. Al menos a corto plazo. La posibilidad de que algún poderoso venga con el 'taco' siempre está ahí, pero las probabilidades se reducen en la misma proporción que va aumentando su cláusula de rescisión.

Gurpegi, un caso distinto

Caso distinto es el de Gurpegi. El veterano defensa navarro tiene perfectamente interiorizado que el tiempo que le queda de fútbol lo marcarán sus castigadas rodillas. Así lo ha declarado públicamente en más de una ocasión. De ahí que sus renovaciones desde el año pasado sean temporada tras temporada. Pero, a juzgar por el excelente rendimiento ofrecido por el capitán en la recién concluida campaña, una de las mejores de su carrera, cabe pensar que seguirá dando 'guerra' a los más jóvenes al menos el próximo curso. Hace unos días avanzó que espera empezar la pretemporada con normalidad el 7 de julio. A día de hoy, según pudo confirmar MD, esas expectativas se mantienen.

Alternativas en la recámara

Si los dos están disponibles para el inicio de la competición en agosto, como parece que así será, no hay dudas. Valverde tiene plena confianza en ambos. Pero si falla cualquiera de ellos, por problemas físicos o cualquier otra razón, está San José. El navarro ha cumplido con creces en el papel de tercer central a lo largo de toda la temporada, y especialmente a partir de la lesión que obligó al capitán a despedirse del campeonato antes de tiempo. El club ha reforzado su apuesta por el de Villaba con la prórroga del contrato hasta 2018.

El eje de la zaga, por tanto, está bien cubierto por tres jugadores que han ofrecido un alto nivel a lo largo de la recién cerrada campaña. No obstante, persisten ciertas dudas a la hora de hallar una segunda alternativa que el míster tendrá que resolver a la vuelta de las vacaciones.

El grupo que maneja en este momento ofrece tres soluciones más para el centro de la de defensa: Etxeita, Ekiza y Albizua. Pero en el último campeonato de Liga apenas sumaron 259 minutos entre los tres. Ninguno se ha podido hacer hueco en el bloque de confianza del míster.

"Ahora es el momento de decidir"

La otra alternativa, si es que el preparador rojiblanco opta por desprenderse de más de uno de los tres últimos leones citados, es recurrir a los cedidos. Tanto Jon Aurtenetxe como Jonás Ramalho, que se han quedado cerca de los 2.000 minutos en Celta y Girona respectivamente, pueden actuar como centrales. Aunque esta es una vía que se antoja incluso más complicada, dado que el año pasado no lograron convencer a Txingurri para quedarse en el equipo bilbaíno y que el propio técnico rojiblanco subrayaba recientemente que "ninguno de ellos ha sido indiscutible en sus equipos". No obstante, según agregó, "ahora es el momento de decidir".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Women's Health

image beaconimage beaconimage beacon