Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Atlético avanza a cuartos pese al despiste

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 10/01/2017
El Atlético avanza a cuartos pese al despiste © Getty Images El Atlético avanza a cuartos pese al despiste

Un Atlético de Madrid intermitente y más observador que dominante perdió 2-3 ante una UD Las Palmas que no bajó los brazos en el encuentro pese a lo difícil de la remontada. Los del Cholo Simeone sí mandaron en la primera y tranquila media hora de partido sin ostentaciones ni ocasiones reseñables, con intensidad, pero con la calma que otorga el 0-2 logrado en la ida. A los 32 minutos cambiaron ligeramente las tornas con un acercamiento de los canarios al área rojiblanca por mediación de Livaja que terminó con un paradón de Moyá. Ahí los de Quique Setién creyeron que era posible y tomaron hasta el descanso la batuta del encuentro, con el peso del juego en las bandas, donde encontraron espacios hacia el área con relativa facilidad. 

Sin embargo, apenas tres minutos después del inicio de la segunda mitad, los rojiblancos golpearon primero con una doble pared perfecta entre Gaitán y Griezmann que terminaba en gol del delantero francés. Aumentaba la brecha en el global de la eliminatoria aunque Las Palmas no redujo la intensidad y encontró su primer tanto en el 58 gracias a un Livaja que fue el mejor del conjunto amarillo. Su jugada personal por la banda izquierda y su tiro cruzado desde el pico del área, batiendo a Moyá, puso el empate en el marcador.

El Atlético, que en momentos perdía la conexión entre líneas y daba la sensación de estar desconectado del encuentro, volvía a la carga para que Correa se plantara en el área grande, se comiera en velocidad a David García, y pusiera el segundo bajo las piernas de Lizoain.

Los rojiblancos pausaron entonces el juego y movieron la acción hacia el medio campo, con el total control del balón y el ritmo, con esporádicas ocasiones de un fresco Torres que entró por Griezmann. Momento que aprovechó Las Palmas, sin nada que perder, y apretó en los minutos finales. Livaja puso el broche a su partido empujándola tras un gran control y pase de Mateo García, que dejó perdido a Juanfran. Cuando parecía que todo estaba decidido, los canarios metieron miedo con un tercer gol gracias al propio Mateo García que cabeceó sólo en el área una falta en el descuento, apenas 30 segundos antes del final del encuentro. Los rojiblancos se llevaron el pase gracias a la ventaja de la ida tras un partido de vuelta irregular.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon