Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Atlético finiquita a Osasuna en dos minutos

SPORTYOU SPORTYOU hace 6 días sportyou
El Atlético finiquita a Osasuna en dos minutos © Getty Images El Atlético finiquita a Osasuna en dos minutos

Fin a la sangría liguera. El Atlético de Madrid se llevó los tres puntos de El Sadar ante Osasuna (0-3) y estabiliza su desventaja con la cabeza de la clasificación. El equipo rojiblanco liquidó el choque en dos minutos.

El Atlético no está fino. Ha perdido vitalidad en juego en líneas generales y le cuesta un mundo sacar los partidos adelante. Ahora es mucho más vulnerable su sistema defensivo y le hacen más ocasiones de la cuenta. Se vio ante el Málaga, prosiguió ante el Sevilla y se corroboró ante el Real Madrid. También Osasuna tuvo sus minutos para hacer daño al equipo rojiblanco. El arranque fue tremendo para un equipo que vive en el fondo de la clasificación.

Es cierto que la primera gran ocasión fue para Gameiro después de una carambola pero remató fuera con la pierna derecha cuando la dirección del balón pedía utilizar la izquierda. Pese al susto, Osasuna se tiró en tromba sobre el campo del Atlético y en una de esas llegadas Giménez cometió un penalti 'tonto' sobre Oriol Riera. Lanzó Roberto Torres y Oblak adivinó la dirección a la vez que estiraba los brazos. Paradón para desmitificar la teoría de que el portero eslovaco no para ninguno (4 de 8 en todas las competiciones).

No le tomó el pulso el Atlético al partido hasta que sacó petróleo de una jugada a balón parado, donde Godín hizo el primer gol a la salida de un córner. Un minuto más tarde, Gameiro se vio mano a mano con Nauzet y en esa ocasión no falló. En dos zarpazos el Atlético se sacudía el acoso del rival y se cobraba de una extraordinaria renta de dos goles. Demasiado castigo para uno y mucha renta para otro.

Antes del descanso ya había finalizado el encuentro y los segundo cuarenta y cinco minutos fueron un entrenamiento sin ocasiones. Sintió tanto el golpe Osasuna que fue incapaz de levantarse mientras que el Atlético se limitó a controlar todo el desarrollo del juego. Lo más llamativo fue un penalti clarísimo por manos de Oier que de manera incomprensible no vieron ni el colegiado, Mateu Lahoz, ni los asistentes. El tercero gol llegó en el último minuto, obra de Carrasco, en un regalo de la defensa rojilla.

Osasuna, 0; Atlético de Madrid, 3

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon