Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Barça B se da un festín ante el Murcia y es cuarto en la tabla

AS AS 17/05/2014 EFE

El Barcelona B goleó (4-0) a un Real Murcia que se mostró ambicioso en el Miniestadi, pero que acabó claudicando tras un fenomenal cuarto de hora de los de Eusebio Sacristán, que con tres goles dejaron el partido sentenciado a la media hora de juego. En un partido con múltiples ocasiones por parte de cada equipo, la diferencia la marcó que el filial azulgrana fue más efectivo de cara a portería haciendo valer su enorme talento cuando parecía que el Murcia iba a ser el que llevara el mando del partido.

Los murcianos encerraron al filial azulgrana en su área en los primeros minutos, mostrando claramente sus intenciones de marcar rápidamente. No habían pasado diez minutos cuando los murcianos vieron cómo se le anulaba un gol a Kike García por fuera de juego en un córner y Malonga ponía a prueba a Masip con un poderoso disparo desde la frontal del área.

Pero el jarro de agua fría para los murcianos llegó en el minuto 12 cuando Grimaldo le puso el balón a Munir al borde del área para que el delantero azulgrana levantara el balón por encima de Casto y abriera el marcador. Cuatro minutos después, caía el segundo para los catalanes en una jugada en la que la defensa murciana no estuvo atenta tras el rechace de Casto a un disparo de Adama que recogió Denis Suárez para poner el balón en la línea de gol para que Dongou marcara.

El cuarto de hora mágico del Barcelona B lo completó Edu Bedia al transformar un penalti cometido por Dos Santos sobre Dongou, que encontró en Denis Suárez a su mejor aliado para poner en jaque a la defensa visitante en múltiples ocasiones. Las ocasiones se siguieron sucediendo en el inicio del segundo tiempo. El pie de Casto evitó que Munir ampliara la diferencia al poco de iniciarse la reanudación y Masip paró la réplica de Kike García.

El Real Murcia lo intentaba buscando a Kike García en la punta de ataque pero en un balón claro que le llegó a Adama dentro del área en el minuto 62 demostró que los tres goles del primer tiempo habían minado la confianza de su defensa. El extremo azulgrana controló el balón dentro del área, caracoleó ante Alex Martínez y cuando consiguió un pequeño espacio lanzó un zapatazo ante el que Casto nada pudo hacer. El orgullo murciano ante la mayor goleada de la goleada le llevó a seguir buscando el gol del honor, lo que permitió al Barcelona seguir disponiendo de ocasiones de gol. Castó lo evitó en un disparo de Espinosa en la que fue la última ocasión clara del partido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon