Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Barça pone a medio equipo a la venta

Marca Marca 02/03/2016 Xavi Hernández
El Barcelona contempla salidas para hacer fichajes y renovaciones © Marca El Barcelona contempla salidas para hacer fichajes y renovaciones

A pesar de que rechaza la vitola de club vendedor, el Barcelona lleva dos veranos consecutivos haciendo caja con piezas cotizadas de su plantilla. En 2014, después de cambiar a Martino por Luis Enrique en el banquillo, empaquetó a Cesc y Alexis rumbo a la Premier para ayudar a costear el fichaje de Luis Suárez. Y en 2015 hizo lo propio con Pedro, Adama, Deulofeu y Denis Suárez, cuyos traspasos dejaron cerca de 50 millones que sirvieron para asumir las compras de Arda y Aleix y las primas derivadas del triplete.

Más allá de las opciones que tiene el Barça de repetir el pleno de títulos (y el consiguiente gasto en variables), las obligaciones a corto y medio plazo de la dirección deportiva ya prevén dispendios importantes. Busquets y Neymar, por este orden, hacen cola en las oficinas del Camp Nou para firmar las renovaciones que en su día el club les prometió. Mientras, Luis Enrique, que encajó resignado la imposibilidad de fichar a Nolito en el mercado de invierno, sigue pidiendo una alternativa con más poso que Munir y Sandro para la delantera y un central especialista con más proyección que Mathieu y Vermaelen. A Bartra, directamente, ni lo contempla para dar oxígeno a la clásica dupla Piqué-Mascherano.

Laterales y centrales

Precisamente el central catalán, que termina contrato en 2017, encabeza la lista de posibles traspasos para afrontar la promoción pecuniaria de Neymar y Busquets y las prioridades del cuerpo técnico. Su valor de mercado está entre los 12 y los 15 millones de euros. Por otra parte, Dani Alves, que en mayo cumplirá 33 años, también tiene números de salir este verano. Cobra mucho y su puesto está cubierto. Y si llegan ofertas por Adriano, Mathieu y Vermaelen, se escucharán.

Pero no sólo la defensa anda caliente. La portería también podría registrar cambios en los próximos meses. La alternancia entre Bravo y Ter Stegen bajo palos, "sostenible y orgánica" según Luis Enrique, puede romperse si un club de primer nivel apuesta por el chileno, que sólo juega partidos de Liga, o por el alemán, cuya participación se limita a la Champions y la Copa.

Ambos llegaron por 12 millones de euros en 2014 para cubrir la salida de Valdés, pero el rendimiento que están dando multiplica su valor de mercado y despierta el interés de equipos que buscan seguridad en el área propia. Luis Enrique cuenta con ambos, pero no podrá oponerse a la voluntad de crecimiento del que quiera marcharse. En estos momentos, Ter Stegen tiene más números.

MÁS EN MSN

-"Cristiano ni se mueve en los entrenamientos"

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon