Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Barcelona da la cantada en Vigo

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 02/10/2016 sportyou
El Barcelona da la cantada en Vigo © Getty Images El Barcelona da la cantada en Vigo

El Barcelona dejó escapar una oportunidad para asaltar el liderato en su visita a Vigo. Lejos de llevarse el sillón cosechó una goleada de escándalo, aderezada con una primera parte infumable.

No se puede salir dormido a jugar un partido de fútbol. Mucho menos cuando se visita un campo tan complicado como es Balaídos. El Barcelona lo hizo y lo pagó muy caro. Firmó una primera parte lamentable, plagada de errores en el pase y con una actitud impropia de un equipo que aspira a ganar el título, más después de los últimos resultados.

VIDEO: El blooper de Ter Stegen para el cuarto gol del Celta (América TV)

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Buena parte de esa culpa hay que atribuirsela a Luis Enrique. El técnico diseñó un equipo con un centro del campo totalmente nuevo y por ahí quebró el proyecto con una presión asfixiante del Celta. Berizzo convenció a los suyos de la importancia de minar esa zona para destruir el juego combinativo del Barcelona.

Dicho y hecho. Y en un abrir y cerrar de ojos, el Celta fue fabricando jugadas, aderezadas con el errores en la salida del balón de los azulgrana. Ter Stegen fue un aliado inesperado. Falló en el saque a Busquets en el primer gol y regaló de manera manera el cuarto cuando su equipo estaba en plena remontada. En plena avalancha de aciertos, el Celta se llevó un contundente tres a cero al descanso.

En la segunda parte, el Barcelona despertó. Entró al césped con otra actitud y cambió el decorado del encuentro. Piqué recortó distancias en un saque de esquina y seis minutos después Neymar estrechó el marcador con un tanto de penalti. Parecía que la remontada se venía encima pero entonces apareció Ter Stegen para arriesgar más de la cuenta y regalar el cuarto gol. Una desafortunada acción que no frenó al Barcelona. Piqué hizo el tercero en una jugada de Denis Suárez y pudo llegar el empate en sendos cabezazos del propio Piqué y de Neymar, pero el balón se marchó 

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon