Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Baskonia amarra la sexta plaza y jugará contra el Barça

AS AS 25/05/2014 Alfonso Herrán
Photo © Proporcionado por AS Photo

Se trataba de no fallar y el Baskonia tiró por lo práctico, sin adornos. Hasta pudo dar descanso a su columna vertebral a la espera del complicado playoff. Era el único que dependía de sí mismo para agarrar la sexta plaza y el Fuenlabrada no parecía un rival muy aterrador para dedicar una alfombra a Cajasol y CAI hacia ese antepenúltimo peldaño del playoff. Será el otro ‘clásico’ de la ACB, un Barça-Baskonia, tan repetido en la historia reciente en la que el Madrid parecía aletargado. En Vitoria anda la cosa revuelta: el club ha pedido a empleados y jugadores que participen en la ampliación de capital y quiere sacarse parte de los retrasos con esas acciones a la venta. Más de uno ya ha dicho que tararí.

El Buesa llegó a un tercio de entrada en el partido que conducía a un mal menor ese año: la sexta posición. Cinco mil personas en la peor asistencia del año. El personal anda casi más pendiente de lo económico y del futuro que del presente. Y en ese porvenir difícilmente entra Scariolo. Sito Alonso (al que también ha tanteado el Bilbao) se asoma en el horizonte. “Como cada año, salen rumores, pero no les hago mucho caso”, sostiene el actual técnico del GBC. Poeta, ya fuera, asistió al partido cerca de sus compañeros.

El Baskonia abrió el partido con un triple de Nocioni y la segunda parte, con otra supercanasta, de Saneme. Heurtel-Nocioni-Pleiss son el ‘big three’ sobre el que se sostiene el tenderete baskonista. Luego fue imponiendo una plantilla más talentosa y larga, para llevar un partido plácido y asestar la puntilla en el último cuarto. Hubo un duelo de esos que sacan chispas entre dos jugadores que se las saben todas entre Nocioni y Panko. El 79-56 a falta de 8:23 dio el asunto por zanjado. Scariolo manejó muchas rotaciones y Jelínek dio un paso al frente con un buen trabajo defensivo y tiros abiertos. Hamilton también mejoró, Mainoldi aportó puntos y Renfroe cuajó una buena segunda enterada en pista.

Probó el Laboral Kutxa con dos bases (Heurtel y un Renfroe que vale para el uno y el dos, aunque aún está algo perdido). El partido acabó con un duelo bajo el aro Diop-Diagné: parte del futuro se escribe entre estos dos pívots senegaleses gigantes (el fuenlabreño en año junior hizo 50 de valoración). Acabaron abrazados y entre sonrisas. Panko fue ovacionado al retirarse al banquillo por última vez (cada vez queda menos tiempo para seguir disfrutando de su talento). Al Baskonia ahora, le espera el Barça. Es consciente de que la sorpresa es más factible a tres partidos que a cinco (arrancará jueves y el segundo sería el sábado). “Tendremos una oportunidad y vamos a buscarla”, esgrimió Renfroe.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon