Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El callejón sin salida de Raphael Varane

El Economista El Economista 12/07/2016
Varane no encuentra hueco en el centro de la defensa. © Getty Varane no encuentra hueco en el centro de la defensa.

Es uno de los centrales de mayor progresión de todo el universo futbolístico y uno de los pilares de la Francia que se estrelló ante Portugal en la final de la Eurocopa. Raphael Varane es un defensa contrastado, de nivel, pero sin un hueco claro en el Real Madrid. Las peculiares características de un club en el que solo vale la exquisitez lastra al '2'.

Tras un final de curso que le hizo replantearse su continuidad, optó por seguir en el equipo blanco convencido por Zinedine Zidane. Tendría minutos, le aseguraron. En la temporada 2015/2016 estuvo casi al nivel de Sergio Ramos y Pepe, algo a lo que contribuyeron las lesiones que sufrieron ambos.

En el curso que viene, parte de nuevo como claro tercer central. Sergio Ramos es indiscutible, es el capitán. No hay dudas acerca de su titularidad. Pepe se ha encargado de despejar las que pudiese haber sobre la suya. Fue uno de los mejores jugadores de toda la Eurocopa, MVP de la final y un protagonista de la victoria de Portugal. A sus 33 años, sigue siendo uno de los mejores centrales del mundo, probablemente de los cinco mejores.

Ante estos dos colosos, a Varane le quedará, de nuevo, esperar. Es la historia de otros años, la que se lleva repitiendo desde que Jose Mourinho comenzó a darle protagonismo en su última temporada, enemistado como estaba con Pepe. En los meses de 2013, Varane rindió a un nivel espectacular, ofreciendo una parte de lo que, en teoría, debería ser su potencial. La llegada de Carlo Ancelotti devolvió las cosas a su estado anterior.

Desde entonces, Varane ha ido gozando de minutos en función de las circunstancias del equipo, de su propio estado físico (en 2014 su rodilla le dio muchos problemas) y el de Pepe y Ramos. De hecho, en la 15/16 ha jugado 800 minutos menos que en la 14/15.

Con 23 años, Varane se siente capacitado para algo más que esperar. Los minutos llegarán, pero el estatus de titular todavía queda lejos. Justo lo que pedía al comienzo del verano. De nuevo, el camino se le bloquea, y esta vez antes de echar a andar. Otra temporada más, Varane debe cultivar la paciencia.

MÁS EN MSN

-Pogba espera un gesto de Florentino Pérez

-Las consecuencias de la lesión de Cristiano

Lo más visto:

La fugaz visita de Obama a España

Fotografías antiguas y escalofriantes no aptas para miedosos

Así fue la trágica cogida mortal a Víctor Barrio

Corea del Norte vuelve a amenazar a Seúl y Estados Unidos

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon