Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'cambio de cromos' en la portería blanca cuesta 50 kilos

Goal.com Goal.com 17/06/2015 Alberto Piñero

El Madrid estaría dispuesto a pagar lo que le resta de contrato a Casillas para facilitar su salida. © Reuters El Madrid estaría dispuesto a pagar lo que le resta de contrato a Casillas para facilitar su salida. El debate de la portería sigue más que vivo en el Real Madrid. Y es que, terminada la temporada, todavía hubo una prórroga en el periodo de las selecciones nacionales. David De Gea e Iker Casillas coincidieron en La Roja, y los dos juntos hicieron lo propio con Keylor Navas en el amistoso que midió a España con Costa Rica. De este duelo a tres, el costarricense salió muy reforzado después de cuajar en León su mejor partido desde que fichó por el Real Madrid. Pero también Casillas saldría bien parado después de ser titular en Bielorrusia y dejar tres acciones de mucho mérito. Peor suerte tendría De Gea, seguramente, pues apenas pudo intervenir y lucirse en el partido que le tocó jugar -ante Costa Rica-, y ni siquiera pudo mantener tampoco la portería a cero.

Sea como fuere, de lo sucedido en esta última semana se pueden sacar pocas conclusiones de futuro. Pues todos saben ya perfectamente de las cualidades de los tres cancerberos, independientemente de estos últimos partidos con las selecciones nacionales. Y el Real Madrid es el primero al que no le ha influido lo más mínimo. Su intención es la de juntar a David De Gea y Keylor Navas el próximo año en Valdebebas, con Casillas saliendo del club blanco, y ese deseo se mantiene igualmente vivo en la planta noble del Bernabéu. Tanto como ya lo estaba semanas atrás.

Eso sí, después del amago de anuncio que fue interesadamente filtrado la semana pasada, no ha habido réplica alguna. Ni acuerdo del club con Casillas para su salida, ni comunicado público del cancerbero, ni un solo club externo que alzara la voz reclamando el traspaso del capitán merengue. Nada. La operación está igualmente estancada, como lleva tiempo. El club prefiere que el de Móstoles salga, y así se ataje la polémica bajo palos que lleva coleando desde hace dos temporadas y media, y para ello se han fijado en David De Gea. Pero el propio Casillas dice estar convencido de que puede dar todavía mucho más al Real Madrid y confía en quedarse la próxima temporada. E incluso en cumplir su contrato, vigente hasta 2017.

He ahí seguramente el mayor problema en todo este entuerto. El quid de la cuestión. Pues a Casillas le quedan dos años más de contrato a razón de aproximadamente 7 millones de euros netos cada uno. El primero que dé un paso en falso, perderá la iniciativa en la negociación y ante la opinión pública, con la tremenda presión que se está ejerciendo. Con lo que, con 14 'kilos' en juego, es para medir bien cada paso, aunque eso signifique estirar todavía más en el tiempo este entuerto.

Es más, porque no son sólo 14 millones de euros los que están encima de la mesa para que fructifique este intercambio de porteros, con De Gea en la recámara. A esa cantidad hay que sumarle los cerca de 30 'kilos' que presumiblemente costará sacar al español del Manchester United, más los cerca de 5 millones de euros netos anuales de ficha que supuestamente vendría a cobrar en el Real Madrid. En total, la operación se elevaría hasta los casi 50 'kilos' netos de confirmarse en este mismo mercado tal y como pretende el club blanco. Esto es, con De Gea y sin Casillas, y contando únicamente el desembolso inmediato este verano (sólo con la inversión del primer año de contrato del 'red devil').

Unas cifras como para pensar seriamente en la conveniencia de forzar el traspaso en el presente verano, dado que David De Gea finaliza su vinculación con el Manchester United en junio de 2016. De hacerse entonces, el Real Madrid podría contar con él un año más tarde, pero desembolsando sólo 12 millones de euros en el próximo verano (en los sueldos de Casillas y De Gea por la campaña 2016-17). Y la diferencia inmediata entre quedarse con De Gea o con Iker sería todavía mayor en el presente periodo estival, donde apenas tendría que pagar a Iker Casillas los 7 'kilos' correspondientes a su sueldo del curso 2015-16, y no los inamovibles 49 millones que contemplan hoy esta operación. Un abismo entre una cifra y otra que podría permitir encarar la confección del resto del equipo de otra manera, incluso. El quilombo, como se ve, no es únicamente cuestión de gustos futbolísticos y sentimientos, sino también de dinero. Sobre todo, de dinero.

1. David de Gea: De momento, es el único fichaje que parece estar claro, sobre todo porque De Gea no quiere renovar su contrato con el Manchester United y tiene decidido jugar en el Real Madrid. Sin embargo, la operación sigue pendiente de negociar y llegar a un acuerdo con el club inglés, quien ya avisó que no pondría fácil la salida de su guardameta titular. El traspaso rondará los 30 millones. Los 10 fichajes que suenan para "impulsar" el Real Madrid
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon