Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El campeonato 'monomárquez'

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 17/06/2014 Elvira González

Marc y Àlex Márquez nacieron en Cervera con tres años de diferencia, pero Julià Márquez y Roser Alentà no han hecho jamás distinciones entre sus dos hijos varones. Les han educado con igual rectitud y propiciado esa estrecha relación sólo al alcance de dos hermanos bienavenidos. En la primera presentación oficial de un timidísimo Marc como piloto Repsol en Zaragoza en 2008, con apenas 15 años, ya estaba Àlex, de 12, cámara de vídeo en mano grabando todo con desparpajo.

Los padres se multiplicaron para estar siempre al pie del cañón y que el núcleo familiar se mantuviera intacto. Hubo un momento en que la cosa se complicó cuando disputaban competiciones distintas y el padre seguía a Marc por el Mundial y la madre a Àlex por el CEV.

Pero desde mediados de 2012 los dos vuelan juntos en el Mundial y juntos han tenido la oportunidad de festejar los respectivos éxitos. Y ni Àlex va de 'hermano de' ni Marc permite que se vea al pequeño sólo como 'el hermano de'. Ambos tienen una fuerte identidad propia.

El domingo en el circuit de Barcelona-Catalunya se convirtieron en los primeros hermanos, en los 65 años de historia del Mundial, en ganar sus respectivas carreras sobre dos ruedas en un mismo Gran Premio. Pero existía un precedente de dos hermanos italianos, Alfredo y Albino Milani, que hicieron los propio en el GP de las Naciones en Monza en 500 cc y en sidecar (Albino, junto a Giuseppe Pizzocri en el side).

No era la primera vez que los Márquez subían al podio de un Gran Premio, una circunstancia que ya han repetido siete veces, las mismas que en su momento consiguiron los hermanos franceses Dominique (250 cc) y Christian (500 cc) Sarron en los 80.

En Indianápolis'13 se estrenaron cuando Àlex fue 2º en Moto3 y Marc ganó en MotoGP. En Silverstone y Misano Àlex fue 3º en Moto3 y Marc 2º en MotoGP. Y el primer 'match-ball' familiar fue después en Motegi cuando el menor ganó su primera carrera Moto3, pero Marc, que intentaba amarrar el título tras la bandera negra de Phillip Island, fue segundo.

Este 2014 en el que Marc sólo conoce el triunfo pudieron estrenarse en Qatar ya que Àlex lideró toda la carrera, pero tuvo un error en la última vuelta y acabó segundo. En Argentina repitió posición y en Catalunya llegó la vencida

"Estoy muy contento, ¡quizás más incluso por mi hermano que por mí! Álex se lo merecía porque llevaba mucho tiempo buscando la victoria", contaba Marc.

"Después de su resultado yo sentí un poco más de presión, porque también quería ganar y que fuera un día perfecto. El sábado él ya consiguió la pole y yo no pude, pero ayer los dos hicimos una gran carrera, especialmente él. Marcó el ritmo solo, como los veteranos, y tiró hasta el final. Es un orgullo ver que tu hermano pequeño también gana; debe significar que algo hacemos bien en casa. Para su moral también es importante y demuestra que no es sólo el hermano de Marc, sino que es Álex Márquez y va muy rápido".

El pequeño coincidía en que "fue un día muy especial y es la recompensa de todo el trabajo que hacemos. Marc me ayuda mucho en casa y siempre estamos entrenando juntos, así que esto hace que esté muy contento tanto por mí como por él".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon