Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El caníbal Marc Márquez suma su tres de tres en Argentina

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 27/04/2014 Elvira González
© Image MundoDeportivo.com

Marc Márquez sigue triunfando como monologuista. Y no es que repita cada tarde el mismo discurso, altera el orden de sus actos, de sus frases, de los gestos en el escenario. Lo que no varían son sus risas finales, 21 años de pura diversión y de toma de riesgos aunque fuera no se aperciban. El caníbal de MotoGP sumó su tres de tres en el nuevo circuito de Termas de Río Hondo y aumenta su ventaja al frente de la tabla con 19 puntos sobre Pedrosa.

Habría que remontarse al año 1971 para encontrar al último piloto que logró sumar pole y victoria en las tres primeras carreras en categoría estrella y fue el ‘rey de reyes’, Giacomo Agostini, el piloto más laureado de la historia con 15 títulos mundiales. El último en lograr ganar los tres primeros Grandes Premios de MotoGP había sido Valentino Rossi en 2001 otro aplicado monologuista en la que fue la primera temporada de la era MotoGP.

Nada tuvo que ver su triunfo argentino con los dos anteriores, no hubo esa lucha cuerpo a cuerpo de Qatar ni la tiranía absoluta de Austin, Marc Márquez está en manos de su salida y no fue de las peores pero tampoco tan precisa como en Texas quince días antes y ahí empezó a meterse en líos, cortesía de Iannone y Rossi que decidieron colarse a los de la primera fila. Lorenzo, como siempre, sea válida o no, fue el más rápido con el embrague en la parrilla de salida y tiró con convicción.

Aguantó Lorenzo en cabeza hasta la extenuación, traicionado por un entumecido antebrazo tras su gran esfuerzo. Necesitaba un podio el mallorquín como el que más después de las dos pifias iniciales, de la caída en la primera vuelta de Qatar, su jardín particular, y de su gravísimo error al saltarse la salida en Austin. No es que un tercero como resultado vaya a cambiar su vida deportiva en 2014 -está 7º a 53 puntos de Marc-, pero sí su manera de hacer en la pista, volviendo a pilotar como el campeón que es, su inconfundible velocísimo paso por curva. Y así hasta que Márquez decidiera darle la puntilla.

La culpa de la estocada la tuvo Dani Pedrosa, con muchos problemas en el inicio por la fogosidad de sus rivales en las primeras vueltas. Para cuando pudo ponerse tercero habían pasado nueve giros y el posible triunfo se había definitivamente esfumado. Pero el de Castellar del Vallès empezó a ir rápido de verdad y provocó el cambio de ritmo de su compañero Repsol Honda y líder del campeonato.

Faltando nueve vueltas Márquez pasó a Lorenzo y le dejó a merced de Pedrosa. Dos vueltas rápidas seguidas y el campeón más joven de la historia de MotoGP se escapó de cualquier radar y se fue en pos del noveno triunfo MotoGP y 35º de su carrera. A dos para el final Pedrosa dio cuenta del mallorquín en el mismo sitio y así por ese orden firmaron el primer triplete MotoGP de la campaña.

Pol Espargaró, 8º, y Aleix Espargaró, 15º, entraronm también en los puntos. A una plaza de conseguirlo se quedó Héctor Barberá mientras Álvaro Bautista, uno de los pocos que había visitado el circuito previamente, se va con un preocupante tercer cero consecutivo con su Honda oficial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon