Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Caos Valencia CF

Logotipo de SPORTYOU SPORTYOU 08/01/2017 Chema Mancha
El Caos Valencia CF © Getty Images El Caos Valencia CF

Sin estructura, vacío. A la deriva, cabezas abajo. Donde los que mandan no saben de fútbol y los que sí saben tampoco quieren mandar. Sin líderes; el caos. La foto del Valencia CF actual da miedo a todos los valencianistas.

La sensación de desamparo en la Ciudad Deportiva de Paterna es total. Tras la dimisión horas antes del director deportivo del club, Jesús García Pitarch, ya no hay nada más allá, sólo Singapur.

La presidenta, LayHoon Chan, ha visitado el entrenamiento del equipo previo a la final por la permanencia contra Osasuna en Pamplona. Ella es la única figura de autoridad reconocible que aún no ha dimitido.

La ha acompañado Fernando Giner, el presidente de la Asociación de Futbolistas del Valencia CF. Con ello la presidenta ha recurrido a los ex futbolistas del club en un claro síntoma de desesperación porque todos los que saben de fútbol se van de su lado. O del de Peter Lim, que es lo mismo.

Chan se ha reunido también con Vicente Rodríguez, el único miembro que queda de la dirección deportiva que formó Pitarch, para comunicarle que continúe con su labor y que a partir de ahora, y de forma interina, será Alexanko el que asumirá el papel de director deportivo.

La caída libre del equipo en lo deportivo continúa y no se abre ningún paracaídas. El club de Peter Lim tiene que buscar un director deportivo y un entrenador en menos de una semana.

Las dimisiones de Pitarch y Prandelli han hecho mucho daño en la directiva. Eran la gente de fútbol en la que se apoyaban los de Singapur para tener un modelo más o menos estable.

Salvador González ‘Voro’, mientras tanto, sigue asumiendo su papel de entrenador no interino pese a que nadie en el club ha asegurado aún que vaya a sentarse en el banquillo hasta final de temporada.

Al volver a ser cuestionado sobre este tema, volvió a repetir lo mismo que el día que cogió al equipo tras la renuncia de Prandelli: “Me preocupa el partido de mañana nada más. Lo que el equipo necesita son resultados. Es la solución para todo. Entre los jugadores y el cuerpo técnico debemos encontrar las soluciones. Eso es lo que me ocupa. Lo demás no es mi cometido”.

El club tiene hasta el día 13 para buscar otro entrenador, el límite impuesto por el reglamento de la Real Federación Española de Fútbol.

Voro se ha convertido en el único portavoz del club sin comerlo ni beberlo. E intenta no meterse en jardines opinando de cosas que hace unos días cuando era el delegado le quedaban muy lejos, como de fichajes o de estructura de club.

El entrenador, eso sí, sigue manteniendo el mensaje de defensa a ultranza de los futbolistas en cada una de sus comparecencias públicas. Voro, como buen hombre de fútbol, es consciente de que los únicos que pueden poner paz en todo el descontrol son los futbolistas.

El vestuario trata de ir a la suya con todo este caos a su alrededor. Los jugadores saben de lo importante que es el encuentro en el Sadar e intentan aislarse de todo el follón institucional y de todas las malas vibraciones que tienen después de la nefasta temporada que están realizando.

Pero claro, es un vestuario que ha sufrido demasiado y que no tiene personalidad. “Los líderes no se compran en el supermercado”, ha dicho Voro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon