Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Chelsea de Mourinho manda a Casillas a la Europa League

SPORTYOU SPORTYOU 09/12/2015
El Chelsea de Mourinho manda a Casillas a la Europa League © Getty Images El Chelsea de Mourinho manda a Casillas a la Europa League

El infortunio se cebó con el Oporto de Julen Lopetegui, que salió mucho mejor que el Chelsea de Mou al terreno de juego, con ganas de protagonismo y con muy buena movilidad entre líneas por parte de Brahimi, que pone la imaginación en el equipo portugués. Los papeles estaban tan cambiados que hasta Maxi Pereira le tiró un caño de categoría a Eden Hazard. En la primera que tuvo el Chelsea, Diego Costa le ganó un balón dividido a Marcano y se plantó ante Iker Casillas. El mostoleño le intuyó y repelió el mano a mano, con tan mala fortuna que el balón rebotó en Marcano que venía en carrera y se coló en la meta de Iker, a pesar de que Maicon casi la saca sobre la línea. No se puede hablar de gol fantasma porque no había ninguna duda de que el balón atravesó la línea, como señaló el juez de fondo. Posteriormente, llegó el feo pique entre Iker Casillas y Diego Costa, sin duda la imagen del partido y de la eliminatoria.

El partido estaba exactamente donde quería Mourinho. El Oporto tenía más posesión de balón, pero el gol le hizo mucho daño, ya que el empate le valía al equipo londinense para asegurarse el pase. Las mejores ocasiones, en un tiro de Oscar, y en un posible penalti sobre el mismo internacional brasileño eran por los de Mou, que se jugaba muchísimo en el envite.

El segundo tiempo empezó con una buena intervención de Casillas, a disparo de William, y con Brahimi, intentando dejarse ver en las inmediaciones del área de Thibaut Courtois. La segunda contra ya no la perdonó William, que en una jugada de cuatro toques, que nació en un saque de banda, acabó con el segundo gol del Chelsea y con todas las aspiraciones del Oporto de meterse en octavos de final. Quizás pudo hacer algo más el meta español, al que batieron por su palo. El Oporto buscó con más ilusión que puntería el gol que le metiese en el partido de nuevo, pero no tuvo el acierto suficiente en los últimos metros, aunque tanto Marcano como el propio Brahimi gozaron de oportunidades interesantes. Las ocasiones se sucedieron hasta el final del partido en ambas porterías, aunque mucho más claras para el Chelsea. Unas veces, la buena respuesta de Casillas y otras, el palo, como en una buena jugada de Hazard, hicieron que el marcador no se moviese. Brahimi mereció el gol en una última volea preciosa, pero la fortuna no sonrió al Oporto.

El partido del morbo acabó con Mourinho en octavos y con Iker Casillas en la Europa League, seguro que aún escocido e incrédulo por el infortunio del primer gol y por la escenita con Diego Costa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon